Centro Virtual Cervantes
Lengua

mentoría f.

mentoría <em>f. </em>

En los últimos años, el mundo empresarial está acogiendo e implantando una práctica de aprendizaje que siempre ha existido aunque ahora, al ser nombrada, esté adquiriendo una mayor visibilidad y presencia: la mentoría.

  • En realidad la mentoría recurre a algo tan antiguo e intuitivo como la propia humanidad: la transferencia de la experiencia. [La Vanguardia (España), 31/12/2012]

precariado m.

precariado <em>m.</em>

El término precariado se refiere a un creciente número de personas asalariadas de manera inestable, con un bajo nivel de ingresos y con incertidumbre sobre su futuro laboral. Se incluye en este grupo de trabajadores con contratos precarios al de los desempleados que subsisten gracias al subsidio de desempleo y al trabajo «en negro». Cuando aparece reforzado por el adjetivo especificativo laboral se refiere a trabajadores que no reciben el sueldo que merecen y además no están asegurados (a menudo inmigrantes), ven peligrar la salubridad de su vida en aspectos como la cultura o los afectos en su preocupación por la supervivencia biológica (alimentos, vivienda, etc.).

buenismo m.

buenismo <em>m.</em>

El mundo político está lleno de ismos, tanto los que se refieren a doctrinas o sistemas (comunismo, socialismo, soberanismo) como a actitudes o tendencias (abstencionismo, altruismo, aislacionismo). En general, estos derivados cumplen una función denominativa y parten del significado del sustantivo o adjetivo al que se adjunta el sufijo –ismo, como, por ejemplo, keynesianismo ‘movimiento que sigue las ideas de John M. Keynes sobre el control del nivel de actividad económica’. Sin embargo, el caso de buenismo es distinto, tanto por su formación, a partir de un adjetivo en el que no se basa ni tampoco inspira un movimiento o actitud propiamente dicho, como por el valor despectivo que encierra, que vemos reflejado en los ejemplos siguientes:

postureo m.

postureo <em>m.</em>

El neologismo postureo surge de adjuntar a la base postura el sufijo –eo, que habitualmente forma nombres derivados de verbos con el sentido de ‘acción y efecto’ (coqueteo, de coquetear; goteo, de gotear; veraneo, de veranear; etc.). No obstante, en el caso de postureo nos encontramos ante un derivado denominal que, aunque no procede de verbo, mantiene el valor de iteración o duración. Otros casos similares a postureo son los neologismos monitoreo (de monitor) o artisteo (de artista).