Centro Virtual Cervantes
Lengua

A

Abreviación: reducción de una palabra o un sintagma. Ej.: narco (narcotraficante), generales (elecciones generales), hidroeléctrica (planta hidroeléctrica).

Acronimia: combinación de segmentos de palabras que forman una unidad léxica. Ej.: burkini (burka + bikini), flotel (hotel + flotante), gasohol (gasolina + alcohol).

C

Composición: combinación formada a partir de dos palabras, como, por ejemplo, un verbo y un nombre, dos nombres o un adjetivo y un nombre. Ej.: guardaparques, levantamanos, bicitaxi, casa-museo, altamar, mediapunta.

Composición culta: combinación formada a partir de un formante culto clásico (griego o latín) y una palabra del español, partir de dos formantes cultos, o de un formante creado por reducción de una palabra de la lengua y de una palabra del español. Ej.: agroalimento, etnoturismo, nintenditis, nutriólogo, bibliopiscina.

Conversión (sintáctica): cambio de categoría gramatical, como, por ejemplo, de nombre a adjetivo (pingüino), de adjetivo a nombre (audiovisual, comunitario) o de nombre a verbo (agendar).

L

Lexicalización: neologismo formado a partir de la fijación de una forma flexiva (un gerundio, un participio, etc.) como nombre. Ej.: avecindado, -da (adj.), fallecido (m.).

P

Prefijación: adjunción de un prefijo (a-, dis-, mono-, etc.) a una palabra. Ej.: antidieta, parapolicial, polifuncional, recalcular, sobreprotección. También se consideran formados por prefijación aquellos neologismos creados con un conjunto cerrado de preposiciones y adverbios contra-, sobre-, ultra-, etc.).

Préstamo: palabra tomada a otra lengua, que puede adaptarse o no a la ortografía de la lengua de acogida. Ej.: adware, mountain bike (préstamos del inglés), hiyab (préstamo adaptado del árabe).

S

Semántico: modificación del significado de una palabra que ya forma parte de la lengua. Ej.: adelgazar (política y economía), merengue (deportes). Dentro de esta categoría también incluimos los nombres propios que tienen un significado genérico: barbie, madelman, que suelen proceder de marcas registradas.

Siglación: combinación formada por las letras correspondientes a una sigla que se escribe en minúscula porque se ha lexicalizado, y al que se puede haber cambiado el género y el número. Ej.: ampa, mype.

Sintáctico: neologismo que consiste en cambiar las características gramaticales de una palabra, como, por ejemplo, crear una forma masculina/femenina o singular/plural que no existe (calores como plural de calor, hipopótama como femenino de hipopótamo) o bien cambiar la naturaleza de un verbo (ajuiciar [verbo transitivo] por ajuiciarse [verbo pronominal]).

Sintagmación: neologismo formado a partir de una estructura sintáctica que adquiere un nuevo significado y se convierte en una unidad léxica nueva. Ej.: artista visual, bajo perfil, brecha digital, cata a ciegas, tecnologías de la información. Recordemos que las combinaciones de verbo + nombre o nombre + nombre son consideradas, en el Martes Neológico, neologismos formados por composición.

Sufijación: neologismo formado a partir de la adjunción de una unidad lingüística (un sufijo) al final de una palabra. Ej.: oscarizar, ochentero, -ra, morcillada. Dentro de esta categoría también incluimos las palabras derivadas de nombres propios: cruyffista, madridista.

V

Variación: variante ortográfica de una palabra que ya forma parte de la lengua e incluso está documentada en los diccionarios. Ej.: affair (affaire), sexi (sexy).