curvy adj.

curvy <em>adj.</em>

En los últimos años, el adjetivo curvy ha comenzado a utilizarse en el mundo de la moda y, al igual que la mayoría de los neologismos que se han incorporado a la lengua española en las últimas décadas, proviene de la lengua inglesa. Según el Oxford English Dictionary, se trata de una forma derivada cuya base es el sustantivo curve, que a su vez llegó a la lengua inglesa como préstamo del latín clásico, curvus. Resulta interesante el viaje de ida y vuelta interlingüístico de algunos términos que llegaron a la lengua inglesa desde otras lenguas y, tras el paso del tiempo, presta esas palabras a otras más, en ocasiones aportando un significado nuevo. En este caso, se trata del adjetivo curvy que es utilizado en una lengua derivada del latín como es el español.

confrontacional adj.

confrontacional <em>adj.</em>

El neologismo confrontacional es un adjetivo generado por derivación léxica a partir del sustantivo confrontación y el sufijo -al. Desde la perspectiva morfológica, la construcción sigue las reglas de la morfología léxica del idioma para formar un adjetivo. En lo que concierne a su significado, el término ha adquirido el valor semántico de ‘relativo o perteneciente a la confrontación’ y, más concretamente, tal y como se define en el Diccionario de americanismos de la Academia, «que puede provocar confrontación o enfrentamiento», «que provoca confrontación o enfrentamiento».

brecha digital f.

brecha digital <em>f.</em>

El léxico, que suele reflejar los cambios en las sociedades, también se erige como testigo de sus desigualdades. El neologismo brecha digital constituye un buen ejemplo de este fenómeno. En primer lugar, podemos señalar que la voz brecha aparece en diferentes voces creadas por sintagmación ya no con el significado literal de ‘abertura o rotura irregular en una superficie’, sino con el sentido metafórico de ‘diferencia, generalmente profunda o difícil de salvar’. Precisamente estas palabras dan cuenta de aspectos vinculados a la desigualdad. Tal es el caso de brecha digital, pero también de otras voces…

aftersun m.

aftersun <em>m.</em>

Hay palabras que se instalan en nuestra memoria más íntima y reaparecen con las alforjas cargadas de sensaciones de lo vivido y un inevitable lastre de nostalgia. García Márquez abogaba por un diccionario que intentara atrapar la dimensión subjetiva de los vocablos, algo que solo pueden entender, decía el novelista colombiano, los niños de corta edad y los escritores hasta los cien años. Los que no pertenecemos a ninguno de estos colectivos también veríamos con buenos ojos la utopía de compilar las piezas léxicas connotativas. Pero las vivencias son muchas, distintas y distantes, y si buscamos lo genérico dentro de lo particular, solo podríamos encontrar algunos denominadores comunes atendiendo a las diferentes generaciones que compartieron experiencias que unen, en una suerte de guiños culturales que nos retrotraen y nos recuerdan que algunos ya no somos tan jóvenes. Esto sucede con aftersun, la crema usada después de tomar el sol.

nugget m.

nugget <em>m.</em>

El sustantivo masculino nugget es un préstamo del inglés, tal como recoge el diccionario Clave, que lo define como ‘alimento, generalmente de forma triangular o rectangular, hecho con una masa de pollo triturada que se empana y se fríe’. En cuanto a lenguas próximas al español, se encuentra nugget con la misma acepción en el Dictionnaire de Français Larousse,pero está ausente de los diccionarios monolingües indexados en los portales Treccani del italiano y Infopédia Dictionários del portugués. Es con la acepción culinaria que nugget aparece en los contextos de la base de datos de los observatorios de neología BOBNEO.

renting m.

renting <em>m.</em>

Un caso más, y ya se cuentan por miles, la lengua española recurre al inglés para llevar a cabo una apropiación de un término para el que existe su correlato correspondiente. Tal es el caso del anglicismo renting ‘arrendamiento’. Esta voz, que no está incluida en el DRAE23, se utiliza con relativa frecuencia en el léxico económico-financiero para hacer referencia al ‘alquiler a largo plazo con mantenimiento, impuestos y seguros incluidos; alquiler de un bien a una empresa por una cantidad financiera, que es la propietaria del bien’, tal y como describen Alcaraz Varó, Huges y Mateo Martínez en su Diccionario de términos económicos, financieros y comerciales (en la entrada rent). La Fundéu destaca que la voz no está recogida por el DRAE23 y, como tal, debe escribirse en letra cursiva, al tratarse de un extranjerismo. Se proponen, como alternativas al uso del inglés, las formas alquiler o arrendamiento. Sí está en Alvar 2 con el significado de ‘arrendamiento’, no así en Clave, VOXUSO o DEA. Por el contrario, aparece en repertorios de anglicismos del español, como cita Emilio Lorenzo (Anglicismos hispánicos, 1996), quien censura el anglicismo semántico de rentar por ‘arrendar o alquilar’, o Félix González Rodríguez en su Gran diccionario de anglicismos, 2017.

prejubilado, prejubilada adj. y m. y f.

prejubilado, prejubilada <em>adj.</em> y <em>m.</em> y <em>f.</em>

Durante las dos últimas décadas del siglo xx y, fundamentalmente, para que pudieran quedar ajustados los excedentes de plantilla de determinados sectores industriales españoles en situación de crisis, trabajadores por cuenta ajena de estos sectores acordaron, de forma privada con sus empresas, el abandono de su actividad laboral antes de la edad legal de jubilación, alcanzando así tales trabajadores la condición de prejubilados. No obstante, este cese de la actividad laboral que conduce al estado de prejubilado no está contemplado en ninguna ley ni ordenamiento jurídico, por lo que tal cese no puede ser interpretado como una jubilación anticipada, además porque, a diferencia de lo que sucede con la jubilación, los pagos al trabajador prejubilado los realiza la propia empresa que lo despide y los prejubilados no causan baja en la Seguridad Social.