ojiplático, ojiplática m. y f. y adj.

ojiplático, ojiplática <em>m.</em> y <em>f.</em> y <em>adj.</em>

«Tu esclava está ahora mirando la pared con fijeza estúpida, abiertos los ojos como platos, con el asombro y el temor de una niña que ve romperse entre sus manos el más lindo juguete», así describía Vicente Blasco Ibáñez, en el cuento «La caperuza» (1893), la mezcla de pavor y sorpresa con que una madre descubre la enfermedad de su hijo. No es un caso aislado: la misma imagen hiperbólica aparece, por ejemplo, en «El cazador de orquídeas», del argentino Roberto Arlt.

descargable adj. y m.

descargable <em>adj.</em> y <em>m.</em>

No hace tanto tiempo, en los primeros años noventa, la humanidad fue testigo del tímido pero afortunado nacimiento de aquello que, por ser inexistente hasta la fecha, se concertó llamar internet. La nueva realidad llegaba ya a este mundo con la intención de dotar de infinitas posibilidades no solo a nuestro día a día, sino también al vocabulario de toda lengua en general y del español en particular —piénsese, por ejemplo, en nuevas voces como hackear, post o youtuber—. Sin embargo, nunca una realidad había sido tan poco material como esta, verdadero almacén intangible y a la vez fácilmente accesible capaz de abastecer a quien a él acuda de un sinfín de contenido que, en ocasiones, puede llegar a formar parte del acopio personal si es descargable. He aquí otro curioso retoño léxico de la era de la información en nuestra lengua.

frentismo m.

frentismo <em>m.</em>

La bancada del Congreso de los Diputados siempre ha sido una gran cuna para nuevas palabras en nuestra lengua. Los -ismos florecen en el contexto político de manera extraordinaria: algunos son criticados por su oportunismo; otros, por inclinarse hacia el populismo y existe, incluso, el trumpismo. Muchos hablan, por desgracia, de un fundamentalismo islámico que castiga no solo a Occidente, sino también a muchos musulmanes que se ven juzgados. Una de las palabras que ha dado a luz la clase política es la voz frentismo, formada por derivación desde el término frente, que el DRAE23 define como «coalición de partidos políticos, organizaciones, etc.». De entre los diccionarios que hemos consultado, el término frentismo no está presente en el diccionario citado, tampoco en el diccionario Clave ni en el VOXUSO; sí se encuentra, sin embargo, en el Nuevo diccionario de voces de uso actual (Alvar2) y se define como una «táctica política por la que dos o más organizaciones o partidos pactan entre sí para alcanzar un objetivo común, generalmente de carácter electoral, sin pérdida de autonomía para sus componentes». Una acepción similar se recoge en el DEA, que aclara que frentismo es la «tendencia de dos o más partidos a formar un frente común».

resultadista adj.

resultadista <em>adj.</em>

Aunque a veces es fácil pensar que las palabras no son más que palabras, así lo dice la canción, parole, parole, parole, afortunadamente, inspeccionadas con el microscopio del filólogo, se muestran poliédricas y complejas, con los detalles de sus múltiples caras que pasan desapercibidos a simple vista. Y es en una de estas dimensiones microscópicas que las palabras se revelan como espejos de la sociedad que las genera y utiliza, tal como sucede en el caso de resultadista, formada a partir del sustantivo resultado.

noventero, noventera adj. y m. y f.

noventero, noventera <em>adj.</em> y <em>m.</em> y <em>f. </em>

Probablemente cada uno de nosotros tenemos guardados en nuestra memoria una canción o un tipo de ropa que ha marcado una época de nuestra vida. Cuando tal referente personal trasciende a la colectividad y determina unas señas comunes, solemos hablar de «tendencias», «estilos» o «modas». El término noventero, noventera podría definirse escuetamente como ‘relativo a los años noventa’. Sin embargo, puede aplicarse a una persona que ha aprehendido dichas tendencias (actitudes o gustos) vigentes en un marco cronológico concreto —en este caso los años noventa del siglo pasado—, o bien a alguien que siente nostalgia, entendida como experiencia emocional ocasional pero recurrente, de lo que vivió y perdió o nunca tuvo en la década de los noventa.

viejuno -na adj. y m. y f.

viejuno -na <em>adj.</em> y <em>m.</em> y <em>f.</em>

«Hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad» decía don Sebastián a don Hilarión en la famosa zarzuela La verbena de la Paloma, de Tomás Bretón y Ricardo de la Vega (1894), y ese avance se aceleró sin duda alguna durante la segunda mitad del siglo xx para no abandonarlo. En la época del bluetooth, el cibersexo y el streaming, la modernidad científica y tecnológica convive con una mirada nostálgica al tiempo pasado a través de objetos y estética vintage, que se aplica de manera positiva, revalorizando el sustantivo al que modifica.

glifosato m.

glifosato <em>m.</em>

El glifosato es una sustancia pesticida no selectiva y sistémica, lo cual significa que es efectiva en la mayoría de plantas anuales y perennes, desarrollada en los Estados Unidos por la compañía nacional Monsanto en 1973 y comercializada con el nombre de Rondup. Así pues, no se trata de una palabra nueva, pero sí es un neologismo desde el punto de vista lexicográfico porque no se encuentra recogido en los diccionarios generales del español, aunque sí aparece en el diccionario de neologismos Alvar2 y también en diccionarios generales de otras lenguas como el inglés, el francés o el italiano.

panista adj., m. y f.

panista <em>adj.</em>, <em>m.</em> y <em>f.</em>

Panista, según el Diccionario del español de México (DEM), significa ‘que pertenece al Partido Acción Nacional, es miembro de este partido político o se relaciona con él’. El Partido Acción Nacional (PAN) es un partido político mexicano que se fundó en 1939 con el objeto de crear conciencia en los ciudadanos mexicanos, para que comprendieran los problemas del país y se pudiera despertar en ellos el deseo de participar en la solución. Su ideología se identifica principalmente con el conservadurismo social y liberal y con la democracia y humanismo cristianos. Originalmente su posición era de centroderecha, pero en la actualidad se percibe más como un partido de derecha. Los colores del partido son azul y blanco y sus miembros se denominan panistas.

desequilibrante adj.

desequilibrante <em>adj.</em>

Derivado del verbo desequilibrar que el DRAE23 define con el sentido de ‘hacer perder el equilibrio’, este adjetivo se encuentra recogido en los periódicos de España y de diversos países americanos desde mediados de los años 90 del siglo pasado hasta la actualidad. Ahora bien, el adjetivo desequilibrante no aparece en la mayoría de los diccionarios generales o de uso del español, aunque se incluye ya en la segunda edición del DEA