Centro Virtual Cervantes
Lengua

El sentido literal de este compuesto por yuxtaposición del adjetivo alta y del sustantivo voz se documenta lexicográficamente, según el Nuevo Tesoro Lexicográfico (NTLLE), desde 1936, a partir de la decimosexta edición del diccionario académico. Sin embargo, de este uso ha derivado otro nuevo de claro carácter metafórico como puede verse en el siguiente fragmento tomado del Corpus de Referencia del Español Actual (CREA) de la Real Academia Española:

Un altavoz
Flickr (James Rhodes)
  • Se dice que es su modo de hacer campaña electoral. Pero, en las actuales condiciones, y a diferencia de otros tiempos, la intervención de ETA en periodo electoral no apunta a la captación de más votos para Herri Batasuna. Las elecciones son sólo ya para ella un altavoz con el que amplificar el eco de sus crímenes. [El Mundo (España), 15/02/1996]

Este sentido figurado, sobre el que hoy llamamos la atención, no se recoge en los diccionarios consultados (Alvar, Alvar2, Clave, DRAE23, NEOMM, VOXUSO), excepto como subacepción en el DEA [2011]). En este último repertorio se define como ‘medio de propaganda utilizado para difundir y repetir informaciones y consignas’ y se ejemplifica con una cita de prensa de 1989. De los años ochenta son también las primeras referencias que para este neologismo semántico se hallan en el CREA, como, por ejemplo, las siguientes:

  • […] Su periódico nos ha proporcionado enormes satisfacciones, pero desearíamos algo diferente en estos momentos. En primer lugar, desearíamos una diversificación de altavoces. Usted ya me entiende: otros periódicos, conferencias, incluso la radio. En estos momentos nos interesa una campaña de amplia difusión. [Val, José María del. Llegará tarde a Hendaya (España). Barcelona: Planeta, 1981]
  • […] Evita esa adulación ridícula que, quizá de un modo inconsciente, manifiestas a veces al que hace cabeza, convirtiéndote en altavoz sistemático de sus gustos o de sus opiniones en puntos intrascendentes. [Escrivá de Balaguer, José María. Surco (España). Madrid: Rialp, 1986]

Es más, en el mencionado corpus académico, este nuevo uso se acredita igualmente para algunos de los sinónimos que de altavoz se emplean en América, como sucede en el siguiente ejemplo con el italianismo altoparlante:

  • Confiaba en que los sublevados llamarían a elecciones de inmediato y entregarían el gobierno al ganador legítimo. Yo estaba a mano y me usó como altoparlante. Pero no podía violar las leyes españolas de asilo. Entonces me desmintió sin asco. Sabía que por arrogancia profesional yo sacaría las cintas a relucir. [Martínez, Tomás Eloy. La novela de Perón (Argentina), 1989]

O en otros más recientes de parlante, tomados de la prensa escrita de algunos países americanos:

  • El oficialismo no dio paso a la investigación argumentando que la Asamblea no puede ser el parlante del presidente Uribe, lo que provocó que los asambleístas del PSC, Prian, SP, Futuro YA y UNO abandonaran la sala del pleno en señal de rechazo. [El Universo (Ecuador), 15/04/2008]
  • La línea que divide el albertismo del keikismo al interior de Fuerza Popular dejó de ser delgada. Ayer, al final de la tarde, Keiko Fujimori puso en su lugar a su hermano Kenji, a todas luces el parlante de su padre. [El Comercio (Perú), 27/04/2016]

Este sentido metafórico no se registra, sin embargo, como acepción para estos lemas en el Diccionario de americanismos (2010) de la Asociación de Academias de la Lengua Española. Ni tampoco se halla bajo la entrada altoparlante en los diccionarios de la lengua italiana consultados en línea (Dizionario italiano la Repubblica.es, Il Sabatini Coletti).

De cualquier modo, la vitalidad de este uso, tanto para altavoz como para sus sinónimos americanos (ya comentados), resulta evidente a la luz de sus frecuentes apariciones en los periódicos de España y América. Así, a los 19 registros del Observatori de Neologia de la Universitat Pompeu Fabra se les pueden añadir fácilmente muchos más, entre ellos, los que siguen:

  • Asimismo, ha recordado que esta institución tiene, además, otro objetivo, como el de ser plataforma y altavoz del Gobierno para comunicar la acción gubernamental que afecta a la Comunitat. [ABC (España), 4/04/2016]
  • Once años después, Ana ha superado la enfermedad y se ha convertido en el altavoz de otros niños que están pasando por lo mismo que ella.  Cada año, se diagnostican en España 1.100 casos nuevos de cáncer en niños. Además, es la primera causa de muerte por enfermedad entre uno y 19 años de edad. [El País (España), 27/09/2016]
  • Los estrechos contactos de Flynn con Rusia ya habían sido materia de controversia, entre otras cosas por sus apariciones como comentarista —pagado— en el canal de televisión estatal Russia Today (RT), considerado un altavoz del Kremlin. [Clarín (México), 13/02/2017]
  • Desde entonces, el escenario de los Oscar ha servido de altavoz para causas políticas en numerosas ocasiones. Vanessa Redgrave habló en favor de los palestinos en 1978, Michael Moore denunció al presidente George W. Bush en 2003, Sean Penn defendió el matrimonio homosexual en 2009, Patricia Arquette abogó por la igualdad salarial para las mujeres en 2015 y Leonardo DiCaprio aleccionó sobre el cambio climático el año pasado. [El Universal (Colombia), 27/02/2017]

En definitiva, nos encontramos ante un caso de neología semántica por metáfora en el que la característica del ‘aparato’ de amplificar y, por tanto, hacer llegar lejos y a muchos, se atribuye no solo a los medios de comunicación, instituciones, artes, partidos políticos, congresos, espacios públicos, etc., sino también a cualquier persona que, aunque sea puntualmente, tenga una relevancia social, cultural o religiosa suficiente como para propagar ideas, creencias, consignas, gustos, modas o sentimientos.

Antonia M.ª Medina Guerra
Universidad de Málaga (España)

altavoz m.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *