Centro Virtual Cervantes
Lengua

Los smartphones, además de ofrecer el servicio telefónico normal de los celulares, hicieron posible el acceso en todo momento al correo electrónico, a Internet, a las redes sociales y a las múltiples aplicaciones desarrolladas para estos dispositivos. Con el tiempo algunos usuarios se han vuelto cada vez más dependientes de ellos hasta llegar a niveles que se empiezan a considerar patológicos. Una de tantas manifestaciones del nuevo fenómeno de conducta social es el phubbing, que el Oxford English Dictionary define como el ‘acto de ignorar alguien a su acompañante para prestar más atención al teléfono celular u otro dispositivo móvil que a su persona’. El phubbing se considera una de las consecuencias negativas de la creciente tecnologización de la sociedad a partir de principios del siglo xxi, y se teme que tendrá un impacto importante en la conducta social de las personas en el futuro cercano.

Dos adolescentes sentadas en una acera consultando sus teléfonos móviles
Flickr (Difei Li)

En español, phubbing se usa como un préstamo directo del inglés, en donde tuvo un origen poco común, ya que se inventó de manera consciente e intencional en Australia, en mayo de 2012, cuando la agencia McCann estaba diseñando la campaña publicitaria del Macquaire Dictionary, para lo cual reunió a varios lexicógrafos y lingüistas con el objeto de nombrar esta actividad cada vez más común en la era del smartphone. La llamaron phubbing, que está formada por acronimia de phone (‘teléfono’) y snubbing (‘acto de ignorar a alguien de manera ofensiva y deliberada’). Un mes después la palabra apareció en el periódico The Age de Melbourne y, a partir de entonces, su uso se ha incrementado sustancialmente no sólo en inglés sino en varias lenguas.

Su uso en español es limitado. De hecho, ni el CORPES XXI ni ninguno de los diccionarios generales o de neologismos la han registrado todavía, y hasta la fecha sólo se ha recogido dos veces en los datos del Observatori de Neologia. Aunque casi todos hemos hecho phubbing o hemos sido víctimas de él, lo percibimos como una actividad muy común y hasta cierto punto, la ignoramos. Lo cierto es que tiene una connotación universalmente negativa como se puede apreciar:

  • O como esos que desviaban su mirada de la mía cuando, en un café o reunidos en una sala cualquiera, les contaba algún drama sentimental y/o familiar mientras ellos actualizaban su ‘face’. Acéptalo. Te estaban haciendo ‘phubbing’. [El Comercio (Perú), 19/10/2013]
  • Tienes una reunión con amigos, familia, pareja o de trabajo, se trataría del mejor momento para convivir, pero el invitado preferido es el Phubbing y no se trata de un virus, pero se propaga como tal. [El Universal (México), 26/12/2013]
  • El phubbing es el nombre con el que se ha bautizado el acto de ignorar el entorno al prestar más atención a la tecnología móvil, sea un smartphone, tablet u ordenador. [La Opinión de Murcia (España), 21/04/2015]
  • Lo que provoca aumento exagerado de estrés y desánimo en los usuarios, que no pueden evitar estar conectados a Internet especialmente al WhatsApp, en ninguno de los casos. Por su lado, el doctor Juan Cuadros Moreno, médico internista del Hospital Ángeles de España, mencionó que el uso excesivo de esta aplicación produce también Phubbing. [Clarín (Argentina), 13/03/2016]
  • El fenómeno tiene nombre propio: phubbing, término que proviene de las palabras en inglés phone (teléfono) y snubbing (desairar), haciendo referencia al trato despectivo que supone ignorar a la persona con la que está por prestar atención al celular. [El Tiempo (Colombia), 09/03/2014]

A partir de phubbing se han adoptado en español, también por préstamo directo del inglés, otros neologismos: phubber (‘persona que hace phubbing’) y anti-phubbing (que generalmente se usa en la colocación movimiento anti-phubbing):

  • Alex busca crear conciencia entre los «phubbers» de lo desagradable que puede ser su obsesión, además de motivar a los «anti-phubbing» a actuar, con cifras como que el 97 % de las personas víctimas de «phubbing» encuentran que su comida tiene peor sabor, o que el 87% de los jóvenes prefiere textearse que hablar cara a cara. [Concierto (Chile), 20/08/2013] (http://www.concierto.cl/blog/2013/08/tecnologia-descubre-que-es-el-phubbing-y-que-hacer-para-combatirlo/)
  • Cada día consultamos nuestros móviles una media de 150 veces, según un estudio llevado a cabo por Nokia, lo que a la larga acarreará una serie de repercusiones en la llamada generación phubber. [El Confidencial (España), 25/01/2014] (http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2014-01-03/no-solo-duele-la-factura-problemas-de-salud-que-causan-los-smartphones_72004/)
  • La escena: concentrarse en el smartphone o la tablet en medio de una conversación real. Rompe las etiquetas y se ve más entre los jóvenes. Molesta tanto que ya se creó un movimiento anti-phubbing. [Clarín (Argentina), 17/08/2013]

En agosto de 2016, la Fundéu propuso los equivalentes en español ningufoneo, ningufoneador y ningufonear para phubbing, phubber y phub respectivamente, formados por acronimia de ninguneo y telefoneo / telefoneador / telefonear:

  • ¿Has sido víctima del «ningufoneo» de un «ningufoneador»? Esta pregunta no es una adivinanza ni un trabalenguas. Cuando alguien «no te pela» por estar en su celular o tableta, inmerso en el mundo de las aplicaciones y las redes sociales, ¡estás frente a un «ningufoneador»! [Unotv (México) 11/08/2016] (http://www.unotv.com/noticias/portal/entretenimiento/detalle/te-ningufoneo-un-ningufoneador-048113/)

Las propuestas de la Fundéu, si bien son todavía muy recientes, no reflejan un uso significativo o constante en español. Por otra parte, el comportamiento de phubbing y sus derivados en otras lenguas latinas es similar al del español. En 2016, l’Office québécois de la langue française propuso para el francés télesnobisme (formado por acronimia de téléphone + snuber), mientras que en italiano y en portugués aparentemente se usa únicamente el préstamo directo del inglés. Desde la perspectiva lexicográfica, para el caso del español será necesario evaluar periódicamente el comportamiento tanto de phubbing como de ningufoneo y sus correspondientes derivados para determinar si son candidatos a ser incluidos en los diccionarios y el momento en que es conveniente registrarlos.

María Pozzi
Centro de Estudios Lingüísticos y Literarios
El Colegio de México (México)

phubbing m.

2 thoughts on “phubbing m.

  • 24 octubre, 2017 a las 23:14
    Enlace permanente

    Hola.

    Como bien comentáis el término es bastante nuevo, aunque se creara en 2012. Por mi parte incluí phubbing en mi glosario este mismo año, en marzo, traduciéndolo/adaptándolo como ‘tecnodesprecio’. Pienso que puede ser más genérico que el ‘ninguneo telefónico’ que sugerís más arriba, ya que el dispositivo electrónico puede ser también una tableta o un portátil.

    Un saludo

    Responder
  • 16 mayo, 2018 a las 10:19
    Enlace permanente

    Muy buen artículo. En el Lexinario (Diccionario de lo Inefable) hay un término original al respecto:

    ignomisia. 1. f. Acción de ignorar los alrededores, el panorama o las personas circundantes al estar pasmado con el aparato de telecomunicación. 2. Efecto que un teléfono móvil, celular, smartphone, iPad, tablet o cualquier otro pequeño aparato de telecomunicación produce en una persona, al acercar a los que están lejos y alejar a los que están cerca. 3. Distracción de la realidad causada por un aparato electromagnético. 4. Ignofonía. 5. Telignosia.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *