Centro Virtual Cervantes
Lengua

¿Quién no ha jugado alguna vez al amigo invisible? Este juego que consiste en intercambiar regalos de forma anónima es una tradición muy arraigada entre amigos, familia o compañeros de trabajo durante las vísperas de Navidad en muchos países. Normalmente unas semanas antes de realizar el amigo invisible, las personas que participan en el juego intercambian aleatoriamente, en papeles o, cada vez más, a través de aplicaciones móviles o programas de internet, los nombres de los participantes. El nombre que aparezca en el papel es el nombre de la persona a quien hay que hacer el regalo.

Manos sosteniendo una caja de regalo cerrado con un lazo
Flickr (asenat29)

Como el juego mismo, el origen de la palabra es poco claro y un tanto misterioso ya que existen distintos países y escenarios en los cuales se sitúa la procedencia de esta práctica. Por ejemplo, hay quien sitúa el nacimiento del amigo invisible en la Venezuela del siglo xix donde las mujeres comprometidas no podían tener amigos y, consiguientemente, tampoco recibir regalos de ellos. Explica la historia que, ante tal prohibición, los amigos y amigas empezaron a organizar encuentros para intercambiarse regalos sacando al azar un trozo de papel con el nombre de la persona a la que tocaba hacer el regalo. Este intercambio que empezó llamándose compadre secreto de papelito o compadre de papelito, se ha convertido, hoy en día, en el popular amigo invisible. En cambio, otros señalan Estados Unidos como el lugar de nacimiento de este juego. Los americanos, en su versión de la historia, tienen incluso nombre para el protagonista de la versión americana del amigo invisible,  y es el filántropo Larry Dean Stewart (1948-2007), ciudadano de Kansas, al que muchos conocen como Santa Claus Secreto o, en inglés, Secret Santa. La tradición narra que Stewart perdió el trabajo varias veces, siempre durante la Navidad, lo que le ocasionó muchas dificultades económicas. Mientras intentaba combatir la mala suerte, el filántropo decidió invertir en una televisión por cable y se convirtió en millonario. A partir de entonces, cada Navidad repartía dinero de forma anónima a los más necesitados hasta que supo que padecía un cáncer terminal y decidió revelar su nombre. Dicen algunas fuentes que a lo largo de los años llegó a repartir 1.300.000 dólares.

Venezuela o Estados Unidos no son los únicos países que cuentan con una larga tradición de este juego. También Escandinavia podría ser la cuna del amigo invisible. En estos países al amigo invisible se le llama Julklapp (Jul significa ‘Navidad’, y klapp, ‘dar golpes’), seguramente porque en los países escandinavos, para repartir los regalos, se golpea la puerta y se dejan allí los regalos de Navidad sin dejarse ver. Esta es la tradición con que los nórdicos homenajean a los ayudantes de Santa Claus. Otro ejemplo es la versión israelí-palestina sobre, según la leyenda, dos niños muy amigos, uno israelí y el otro palestino, que hicieron un pacto de sangre. Cuando se hicieron mayores, ambos tomaron rumbos e ideologías diferentes, lo que les llevó a defender sus respectivas naciones en la guerra. Durante los combates, los dos rezaban para no quitar la vida de su amigo de sangre de la infancia. Cada año, los dos recibían un pequeño regalo de forma anónima, normalmente una piedra con una inscripción que decía «fuerza, amigo». Un día, uno de los dos amigos encontró el cuerpo muerto del otro. Dejando a un lado las diferencias ideológicas, a este se le permitió rendir homenaje a su amigo difunto y, entre los objetos personales, encontró la piedra que era símbolo de su amistad eterna.

Participar en el amigo invisible es una actividad que va ganando adeptos desde hace años y ya se relaciona con los Reyes Magos, los turrones y las fiestas navideñas en general. Algunos ejemplos de su uso en la prensa, cuyas fechas de aparición coinciden mayoritariamente con los meses de diciembre y enero, son:

  • Por eso, el técnico Frank Rijkaard decidió intentar calmar los ánimos y propuso que los integrantes del plantel jueguen al amigo invisible. [Clarín (Argentina), 5/01/2008]
  • “Incluso algunas oficinas celebran el amigo invisible, un intercambio de regalos y juegos que ayuda a celebrar las fechas de una manera más parecida a como lo haríamos en casa”, añadió el portorriqueño. [El Universal (México), 28/12/2013]
  • Aunque en muchos países se celebra como una tradición navideña y se le conoce con el nombre de amigo invisible, en Colombia es una tradición que se renueva. [El Tiempo (Colombia), 15/09/2007]
  • Encontrar el regalo perfecto para el amigo invisible, cenar con la familia con la que no te llevas tan bien o intentar que las malas noticias sobre la crisis que no se acaba no empañen las Navidades puede ser una dura tarea a no ser que te lo tomes con ironía y bastante humor. [El País (España), 24/12/2014]
  • En las pasadas fiestas navideñas, el jugador recibió una camiseta del Villarreal como obsequio de su amigo invisible de la plantilla del equipo. [La Vanguardia (España), 8/02/2007]

Sin embargo, en países como Colombia y Paraguay es un juego muy popular que no se da exclusivamente en Navidades. En el caso de Colombia tiene lugar durante la celebración del Día del Amor y la Amistad, el tercer sábado de septiembre, y en Paraguay se celebra el 30 de julio por el Día Internacional de la Amistad. Además, en estos países y muchos de Latinoamérica no usan el vocablo amigo invisible para denominar este juego, sino que usan la variante sinónima amigo secreto:

  • Como siempre, esta labor recae sobre los hombros femeninos, porque ellos suelen delegar en sus esposas hasta la compra del regalo de su amigo secreto. De más está decir que las mujeres se encargan de los presentes de las familias. [El Sur (Chile), 23/12/2006]
  • Algunas veces no conocemos muy bien los gustos de la persona que nos toca, y terminamos regalando algo que no es del agrado de nuestro amigo secreto. [El Comercio (Perú), 12/12/2014]

Desde el punto de vista morfológico, aunque se pueda pensar que amigo secreto o amigo invisible se ve influenciado por el vocablo inglés Secret Santa, este neologismo corresponde a una unidad formada por sintagmación mediante el sustantivo amigo y el adjetivo invisible o secreto. Dicho neologismo no se encuentra documentado en el Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española, ni tampoco en otras fuentes lexicográficas como Alvar2, Clave o VOXUSO, pero sí en el DEA, que lo define como ‘persona que hace un regalo de forma anónima’. Haciendo referencia a otras lenguas románicas, amigo invisible tampoco aparece en ninguno de los diccionarios de referencia como el DIEC y el GLDC para el catalán; Le Petit Robert y Le Grand Robert para el francés; el Dizionari Garzanti Lingüística para el italiano, o el Dicionário Priberam da Língua Portuguesa para el portugués. En cambio, en el Cambridge Dictionary y en el Oxford English Dictionary sí que se recoge Secret Santa. De hecho, en este último, la primera ocurrencia data del año 1933 y se añadió al lemario en el año 2009.

Esperamos, pues, que amigo invisible o secreto no sea invisible a los ojos de los académicos y que pronto sea un candidato a entrar en el DRAE, ya que este juego está muy presente tanto en España como en los países latinoamericanos.

Laia Vidal
Grupo IULATERM
Universitat Pompeu Fabra (España)

amigo invisible m.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *