Centro Virtual Cervantes
Lengua

El vocablo inglés cupcake, acuñado mediante el recurso de composición patrimonial (cup, ‘taza’ y cake, ‘queque, pastel’), data del siglo xix. En los últimos diez años se ha revitalizado y su uso se ha ido extendiendo de forma vertiginosa a varias lenguas romances a raíz de la enorme acogida brindada a este tipo de pastelillos en la industria pastelera mundial. Según el diccionario de Merriam Webster se trata de un ‘pequeño queque o tarta que se prepara en un molde en forma de taza’, de allí su denominación. También aparece en el diccionario Petit Robert del 2013 como ‘pastel inglés preparado en pequeños moldes de papel’.

Cupcakes de chocolate
Cupcakes. Pixabay.com

En la actualidad, los cupcakes son los dulces de moda: han inundado el mercado pastelero, se expenden en tiendas especializadas, cuentan con pasteleros especializados, así como con recetarios y utensilios exclusivos (empaques, moldes, portacupcakes, aplicaciones, máquina para hacer cupcakes, entre otros).

Este llamativo postre suele confundirse, y traducirse erróneamente a través del término magdalena (del francés madeleine) palabra a la que el Diccionario de uso del español de América y España define como ‘bollo redondo y abombado hecho con masa de bizcocho que generalmente se presenta dentro de un molde de papel rizado’. En realidad, los cupcakes presentan algunos rasgos en común con las magdalenas: su tamaño, la forma de preparación, los moldes utilizados, la variedad de sabores y el relleno opcional. Los rasgos verdaderamente diferenciadores que caracterizan a estos pastelillos son su colorida cobertura (denominada frosting o glasa), su personalización con motivos para cada ocasión y su origen inglés.

En la base de datos del Observatorio de Neología hemos encontrado los siguientes contextos que atestiguan su empleo como préstamo no adaptado del inglés:

  • Obama sorprendió a Biden ayer con bizcochos o pastelillos típicos en EE.UU., conocidos como cupcakes, después del almuerzo, dijo el portavoz del equipo de transición, Nick Shapiro, en un comunicado. [La Vanguardia (España), 20/11/2008].
  • Aprenda a preparar unos deliciosos cupcakes de calabaza. [El Comercio (Perú), 9/11/2010].
  • En su perfil, la serpiente ha contado en primera persona sus aventuras fuera del zoo, entre las que figuran subir al Empire State Building, participar en el tour por la ciudad de la serie de televisión Sexo en Nueva York y hasta probar los tradicionales cupcakes de la pastelería Magnolia. [Diario Vasco (España), 01/04/2011].
  • Sofi’s Cakes, el lugar ideal para disfrutar de cupcakes y muffins. [El Tiempo (Colombia), 7/01/2012].
  • Por ejemplo, cuando una conductora salió de la autopista para recoger unos cupcakes y quiso regresar a la misma ruta, el pasajero que la acompañaba ingresó a una salida de la autopista equivocada para que el aparato recalculara el camino. [La Nación (Argentina), 17/09/2012].

Este neologismo no aparece en ningún diccionario general de español, tampoco se encuentra en los diccionarios de neologismos del español ni en Clave y en escasas páginas webs figura acompañado del sintagma pastelito decorado como equivalente tentativo colocado entre paréntesis. A pesar de la gran difusión alcanzada en la última década, su inclusión en los diccionarios de español parecería poco prudente por tratarse de un vocablo revitalizado por razones de índole estrictamente comercial que no garantizan su consolidación efectiva en el caudal léxico del español contemporáneo.

Rosa Luna
PERÚterm
Universidad Femenina del Sagrado Corazón y
Universidad Ricardo Palma (Perú)

cupcake m.
Etiquetado en:            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *