Centro Virtual Cervantes
Lengua

En épocas de crisis económica, los consumidores tienen una mayor necesidad de controlar los gastos en todos los ámbitos. Los productos de marca blanca ofrecen, por lo general, precios más ajustados sin pérdida de calidad, ya que la ausencia de intermediarios y de publicidad minimiza los costes.

 

marca-blanca
Envase de leche marca blanca. es.freeimages.com

 

La Wikipedia define la marca blanca como la marca perteneciente a una cadena de distribución (generalmente, híper o supermercado, pero también de gran distribución especializada) con la que se venden productos de distintos fabricantes. Las marcas blancas aparecieron en los años setenta y recibieron este nombre por el hecho de utilizar envases asépticos o muy neutros, con predominio del color blanco, y aunque siguen gozando de un fuerte carácter competitivo en cuanto a precios, con el paso de los años se advierte una tendencia a su encarecimiento: según el informe Balance y Perspectivas Gran Consumo 2015 elaborado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), las marcas blancas se han encarecido de media un 2,2 %, mientras que las de los fabricantes han reducido sus precios un 2,1 % de media.

En los territorios de habla hispana, la forma marca blanca convive con otras para referirse al mismo concepto, entre las que cabe destacar marca del distribuidor, marca genérica, marca libre y marca propia. Lo cierto es que según los resultados del buscador Google las formas marca propia y marca blanca (ambas vivas en los distintos países pero con una preferencia por la primera en los países de América Latina y por la segunda en España) son mucho más frecuentes que marca libre (de uso habitual en algunos países, como México), marca del distribuidor (de uso general dentro del sector) o marca genérica (mucho más frecuente en productos farmacéuticos). Todas estas denominaciones resultan en la actualidad más transparentes y motivadas que marca blanca, ya que en todas ellas se alude a aspectos relevantes de su significado: son marcas del distribuidor, en oposición a las marcas de fabricante, las marcas comerciales que se pueden encontrar en otros establecimientos; son marcas genéricas, en oposición al carácter específico de las marcas comerciales; son marcas propias, en el sentido de pertenecer al distribuidor; y son marcas libres, no sujetas a la publicidad y otras exigencias de mercado de las marcas comerciales.

  • Los productos líderes y las marcas blancas se colocan a la altura de los ojos y manos para que sean más fácil cogerlos. [Blue joven (España), 1/04/2004].
  • En el supermercado, sobre todo reemplazo unos productos más caros por otros más económicos, principalmente marcas blancas. [El País, España, 14/07/2012].
  • De las 45.000 prendas que integran la colección de Brillantina, por temporada, la mitad va a la venta mayorista y minorista en la Argentina; un 20 % es marca blanca y el resto se destina a la exportación. [Clarín (Argentina), 7/03/2010].
  • Estos distribuidores o sus representantes, por no ser fabricantes, se abastecerán de productos del más diverso origen y por lo tanto de las calidades más variadas. Tendrán, en la mayoría de los casos, esos productos, la marca del distribuidor o, incluso, la de algún fabricante extranjero conocido, pero el bien en sí habrá sido fabricado en distintos países, variando su calidad y el precio según la procedencia. [El Universal (México), 17/08/1996].

A lo largo de los años y los usos, estas unidades sintagmáticas han ido sufriendo desplazamientos semánticos, de forma que ya no siempre mantienen el significado inicial al que nos hemos referido. Así, por ejemplo, marca genérica se usa también en un sentido distinto para hacer referencia a las marcas comerciales que dejan de ser nombre propio y pasan a nombre común (como danone por yogurt, celo por cinta adhesiva, etc.) y, por lado, marca propia a veces significa la marca propia de un fabricante, es decir, la marca comercial (y no la marca del distribuidor).

Aun siendo un fenómeno perteneciente a la vida cotidiana de los hablantes desde hace varias décadas, marca blanca (ni ninguna de las variantes mencionadas) no ha encontrado un lugar en los diccionarios de referencia. Se trata de un neologismo invisibilizado lexicográficamente, ya que no aparece ni en el diccionario académico ni en ninguno de los diccionarios de uso y de neologismos que hemos podido consultar.

Judit Freixa
Observatori de Neologia
Universitat Pompeu Fabra (España)

marca blanca f.
Etiquetado en:            

2 thoughts on “marca blanca f.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *