Centro Virtual Cervantes
Lengua

Muchas personas admiten haber tenido la breve pero fuerte impresión de haber vivido antes una situación que en realidad están conociendo por primera vez. Esa sensación, que en francés ha sido denominada déjà-vu, literalmente significa ‘ya visto’ y que habría sido acuñada en 1876 por el pensador francés Émile Boirac en una carta al editor de Revue philosophique. La experiencia del déjà-vu no solo se asocia a esa sensación de familiaridad que se produce en una situación nueva, sino también al sobrecogimiento y la extrañeza que acompaña a esa experiencia.

deja-vu
Flickr (stefan0)

Si bien déjà-vu proviene del francés, es muy probable que al español haya ingresado desde el inglés, lengua en la que este galicismo se usa con frecuencia y en sus distintos matices de sentido (equivalentes a familiaridad, recordación, experiencia de vida anterior), tal como lo consignan los diccionarios en línea Merriam Webster Dictionary, Word Reference, Cambridge Dictionaries y Oxford Dictionaries.

En psicología y en parapsicología el fenómeno del déjà-vu se conoce como paramnesia, voz que sí se encuentra registrada en el DRAE23, circunscrita al ámbito de la medicina y referida a una ‘alteración de la memoria por la que el sujeto cree recordar situaciones que no han ocurrido o modifica algunas circunstancias de aquellas que se han producido’.

Desde el punto de vista semántico, en la actualidad el sentido de déjà-vu se ha ampliado más allá de lo ‘ya visto’, puesto que la ‘ilusión de que algo nuevo parece conocido’ involucra otras percepciones sensoriales como lo ‘ya oído’ o lo ‘ya visitado’, por ejemplo. Además, este galicismo, originalmente asociado a las ciencias de la mente, hoy se presenta en ámbitos muy diversos que van desde la política a la cinematografía, la música o el deporte, con el sentido de estar reviviendo algo e incluso como sinónimo de ’reminiscencia’.

  • Amor en tiempos de guerra son dos horas de rendida pleitesía a los héroes de la Resistencia, donde, a pesar de la sensación de déjà vu, que en conjunto desprende, algunas escenas, las del peligro de la clandestinidad y el acecho de la Gestapo, alcanzan la altura dramática de Los cuatro jinetes del Apocalipsis. [La Vanguardia (España), 7/07/1998].
  • Al cabo de unos días, experimenté vagamente esa sensación que los franceses llaman déjà-vu, y recordé un episodio que había vivido en Moscú cuando la Unión Soviética invadió Afganistán. [El País (España), 7/12/2001].
  • Para un chileno con algunas décadas de vida, la escena parece un déjà-vu de las exposiciones de la Fisa de los años 80. [El Mercurio (Chile), 15/08/2005].
  • Para algunos críticos presentes en Kassel, el conjunto tiene cierto aire de los años 70 o de déjà vu. [El Comercio (Perú), 17/06/2007].
  • Era una especie de déjà vu, ya que el ex jugador del Chelsea había arrancado desde la derecha y acabado la jugada con su zurda después de ‘un viaje’ al centro. [La Opinión de Málaga (España), 1/02/2009].
  • Un déjà vu de lo que fue el ingenio criollo para la subsistencia, post debacle de 2001. Esa es la sensación que queda al recorrer un fin de semana los Parques Centenario, Rivadavia y Patricios, cuyos recovecos internos, y no tanto, se convirtieron en ferias del usado en los que se ofrece desde un par de zapatos caminados hace un rato hasta celulares obsoletos. [Clarín (Argentina), 7/04/2009]

Por otra parte, en el uso de esta pieza léxica se ha observado una leve inestabilidad en lo que respecta a su escritura, ya que en los ejemplos registrados en el banco de datos del Observatori de Neologia a veces se presenta sin tilde agudo, otras veces, sin tilde grave e incluso sin el guion que une a los dos elementos constitutivos en el original. Sin embargo, ninguna de estas variantes ortográficas es muy frecuente en español. En otras lenguas, la adopción de este préstamo ha sido variable: déjà vu en inglés (Cambridge Dictionary), deja vu en italiano (Grande Dizionario Italiano di Gabrielli Aldo) y la forma francesa original en portugués (Dicionário Priberam da Língua Portuguesa). No obstante la leve variación ortográfica que ocasionalmente se observa en español, déjà-vu es de esas voces que resultan bienvenidas tanto por el valor semántico intrínseco que representan, como por aquellos otros que van adquiriendo en la lengua receptora con posterioridad a la adopción del préstamo, razón para considerar legítima su incorporación en los diccionarios del español.

Constanza Gerding Salas
Red Antenas Neológicas
Universidad de Concepción (Chile)

déjà-vu m.
Etiquetado en:            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *