Centro Virtual Cervantes
Lengua

El adjetivo islamófobo, ba, ‘que tiene o muestra islamofobia’ y el sustantivo islamofobia, ‘aversión o rechazo hacia el islam, lo musulmán o los musulmanes’ son dos neologismos lexicográficos no recogidos por el DRAE que, sin embargo, se encuentran ampliamente documentados desde hace años en las distintas variedades de la lengua española, como muestran los siguientes ejemplos recopilados por el Observatori de Neologia en diversas zonas del territorio español así como en diversos países de América Latina:

pájaros en un tejado
Flickr (Prabhu B Doss)
  • Los extranjeros que sostienen la tesis de la Argelia moderna contra la oscurantista suelen ser islamófobos, apoyan el sistema actual y contribuyen a ocultar la cara espantosa de un régimen que… [La Vanguardia (España), 23/01/1999]
  • Sin explicaciones y con feroz violencia, cualquiera con apariencia de musulmán puede ser regularmente atacado en el reino, en medio de una islamofobia y paranoia creciente tras los atentados terroristas. [Clarín (Argentina), 4/08/2005]
  • Sabemos que hay islamofobia, pero hay pocos datos y escasa información oficial sobre la situación de los musulmanes en la UE. [El País (España), 21/12/2006]
  • El doble atentado perpetrado ayer en Oslo y en la vecina isla de Utøya adoptó dimensiones de tragedia nacional, con al menos 91 muertos, cuyo presunto responsable es un noruego de 32 años con tendencias ultraderechistas e islamófobas. [Noticias de Álava (España), 23/07/2011]
  • En España no hay amenaza de islamofobia pese a la alerta yihadista. [La Opinión de Zamora (España), 1/03/2015]
  • Marchan miles en ciudades de Alemania contra el movimiento islamófobo Pegida [La Jornada (México), 7/01/2015]
  • La segunda razón es la islamofobia. Siempre es difícil para el mundo occidental aceptar que los palestinos, muchos de los cuales eran musulmanes, pudieron haber sido víctimas de sus políticas coloniales e imperialistas. [El Mercurio (Chile), 9/10/2015]
  • Así lo decidió la tienda online, tras el reclamo generado en redes sociales por el tema del movimiento alemán islamófobo. [El Comercio (Perú), 7/01/2016]

Tal como recoge la Wikipedia, en lenguas como el inglés y el francés se tiene constancia documental de los equivalentes del sustantivo islamofobiaislamophobia e islamophobie, respectivamente— desde la primera década del siglo xx, puesto que aparecen documentados en diversas publicaciones entre 1910 y 1918. En este período se trataba, sin embargo, de un término poco activo que se refería, fundamentalmente, al miedo o aversión hacia el islam por parte de islamistas liberales y feministas musulmanas. No es hasta finales de siglo cuando se generaliza el uso de dicho sustantivo con el sentido actual de miedo o aversión hacia el mundo islámico por parte, fundamentalmente, de personas no musulmanas. Dicha generalización se atribuye al informe Islamophobia: A Challenge for Us All, publicado en 1997 por el Runnymede Trust, un think-tank de izquierdas fundado con el objetivo de minimizar las diferencias raciales en el Reino Unido. Este informe alertaba de que la islamofobia es el miedo, odio o aversión no solo hacia el islam, sino hacia todos los musulmanes, de modo que incluye la discriminación de este colectivo en términos económicos, sociales y de la vida pública.

Lamentablemente, los diversos atentados reivindicados por grupos islamistas como Al Qaeda, que tuvieron lugar en los inicios de los años 2000 en Estados Unidos (11S-2001), Madrid (11M-2004) y Londres (7J-2005), extendieron rápidamente el uso del sustantivo islamofobia y del correspondiente adjetivo islamófobo, ba en las distintas lenguas, incluida la española. Y, más recientemente, los atentados perpetrados en diversos puntos del planeta por grupos terroristas como el Estado Islámico han incrementado todavía más el uso de dichos términos, y también de otras forma derivadas como el adjetivo sufijado islamofóbico, ca.

Se trata de términos formados por composición culta, ya que a partir del radical islam −tomado del árabe clásico islām-, se ha formado el sustantivo islamofobia, por adición de la forma sufijada –fobia, que significa ‘aversión’ o ‘rechazo’ y procede del latín científico -phobia, que a su vez procede del griego  –φοβία  -phobía. Y también el adjetivo islamófobo, por adición de la forma sufijada -fobo, ba,‘que siente horror o repulsión’, del griego -φόβος –phóbos ‘pánico, terror, miedo’. Cabe decir que el Oxford English Dictionary documenta el primer uso de islamophobia en el año 1923, y que dicha palabra figura en muchos de los diccionarios de referencia de la mayoría de lenguas actuales, que han calcado del inglés el mismo proceso de formación: islamophobie, en francés, rumano, neerlandés y alemán; islamofobia en portugués, italiano y polaco; islamofobi en sueco y danés.…

En español, los diccionarios DRAE23, Clave, VOXUSO y Alvar2 no recogen islamofobia e islamófobo, ba, aunque dichos vocablos sí que figuran en los diccionarios DEA y NEOMM. Y todos los diccionarios mencionados recogen formas que han seguido un proceso de formación análogo, como homofobia, homófobo, ba y xenofobia, xenófobo, ba. Por ello es necesario que el DRAE incorpore islamofobia e islamófobo, ba, vocablos de uso habitual y profuso en la lengua española desde hace ya varios años.

No queremos finalizar esta columna sin recordar la definición que hizo de islamofobia el Consejo de Europa en 2005, en su publicación Islamophobia and its Consequences on Young People, que reproducimos a partir de una citación del Instituto para la Paz:

«El temor o los prejuicios hacia el Islam, los musulmanes y todo lo relacionado con ellos. Ya tome la forma de manifestaciones cotidianas de racismo y discriminación u otras formas más violentas, la islamofobia constituye una violación de derechos humanos y una amenaza para la cohesión social».

Una vez más, comprobamos que los neologismos nos permiten seguir la realidad del mundo en que vivimos. El diccionario recoge las palabras en uso, palabras que con frecuencia reflejan una realidad injusta y discriminatoria. El lexicógrafo, como tal, se limita a recoger dichos vocablos, pero es tarea de todos conseguir que algún día permanezcan en el diccionario tan solo como testimonios en desuso de momentos y procesos ya extintos.

Ona Domènech
Observatori de Neologia – Universitat Pompeu Fabra (España)
Estudios de Artes y Humanidades – Universitat Oberta de Catalunya

islamofobia f.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *