Centro Virtual Cervantes
Lengua

De todos es sabido que el kilómetro cero es una localización geográfica representativa desde que la que se miden las distancias territoriales. En la antigua Roma este punto estaba representado por el miliarium aureum (los miliarios eran columnas que proporcionaban información sobre las carreteras), ubicado en el Foro, cerca del templo de Saturno. De aquí partían todos los caminos, por eso «conducen a Roma». Es, por otra parte, bien conocido el kilómetro cero de la Puerta del Sol, de Madrid, aunque no falten equivalentes emblemáticos en muchos países.

kilometro-cero
Flickr (Raúl Hernández González)

De forma metafórica es habitual que se use con el sentido de ‘comienzo de algo’. Así, se habla del «kilómetro cero de las negociaciones políticas» y es frecuente que los historiadores aludan a las Cortes de Cádiz como el «kilómetro cero de la democracia española». Pero la lexicalización del sintagma con dos valores bien diferentes no está recogida hasta el momento en los repertorios lexicográficos normativos y descriptivos consultados, ni siquiera en los específicos de voces neológicas. Nos encontramos, en estos casos, con empleos generalmente apositivos, aunque no falten contextos en los que tengan un uso no adyacente por elipsis de la forma sustantiva nuclear. Se podría pensar, al margen de posibles excepciones, en un compuesto de estructura disyuntiva, con núcleo exocéntrico o, en la medida en que no hablamos de deducibilidad significativa, dado el carácter traslaticio de sus componentes, de una locución de carácter nominal. Todo depende de si consideramos o no (hay una amplia literatura al respecto) la separación gráfica como línea diferencial entre los compuestos y las locuciones.

Uno de los sentidos alude a los coches matriculados nuevos (o con muy poco kilometraje, menos de cien) por el concesionario, que se transfieren a un comprador en calidad de segundo propietario, lo que, obviamente, conlleva ventajas económicas. Hay ejemplos atestiguados desde hace varios años:

  • El presidente del gremio automovilístico considera positivo el avance del sector de coches ‘kilómetro cero‘. [Ideal (España), 12/03/2007]
  • Una de las preguntas más habituales y difíciles de contestar, de cuantas me proponen sobre la compra de un automóvil, se refiere al interés de adquirir o no un coche de los anunciados como de «kilómetro cero». La cuestión es complicada mire como se mire. [ABC (España), 3/05/2013]
  • El ahorro que está detrás de los kilómetros cero da al comprador la misma satisfacción de estreno de su vehículo a pesar de tener 10 ó 20 kilómetros (trayecto que le han hecho los empleados del concesionario para su traslado a la tienda), según explican los comerciales del sector. [Las Provincias (España), 22/12/2014]
  • Durante dos días se ofrecerá al visitante una amplia selección de vehículos nuevos, seminuevos, kilómetro cero y de segunda mano con descuentos exclusivos sobre los precios de venta, una ocasión perfecta para todo el que quiera estudiar a fondo el mercado automovilístico y hacer una adquisición muy ventajosa. [ABC (España), 26/02/ 2016]

Con este valor significativo en el español de América se emplea habitualmente la variante léxica cero kilómetro(s):

  • El resultado de este ejercicio ya constituye un récord frente a lo alcanzado en 2010, cuando se vendieron 120 mil unidades. Y, en 2012, los resultados volverán a sorprender, pues se espera que los peruanos compren 200 mil autos cero kilómetros, proyecta Derteano [Perú 21 (Perú), 9/11/2011]
  • Luego de dos meses de retraso todos los vehículos cero kilómetro que se matriculen a partir de hoy llevarán la nueva patente Mercosur [Clarín (Argentina), 1/4/2016]
  • Hoy en Chile se comercializan 2,46 modelos de segunda mano por cada «cero kilómetro» que se adquiere, una relación que no se daba desde la crisis de 2009 [El Mercurio (Chile), 4/10/2014]

Kilómetro cero (o kilómetro 0) se emplea también para aludir a un tipo de productos que, frente al estilo de alimentación fast food, es propio de una filosofía slow food, pues en los restaurantes se trabaja con ingredientes naturales (no pueden tener transgénicos) y característicos de la zona (proceden de un radio inferior a cien kilómetros). Incluso en su transporte se intenta reducir las emisiones de CO2. El neologismo se aplica, con este valor, a establecimientos gastronómicos, comidas o a toda una manera de concebir la vida. El culto a la particularidad local llega a justificar su empleo incluso en la ropa. Los ejemplos atestiguan que nos encontramos con una creación algo más reciente:

  • Slow Food fue fundado en Italia en 1986 por Carlo Petrini. Él es el impulsor del manifiesto de Kilómetro 0, la hoja de ruta de esta vuelta a la gastronomía local. Km 0, afirma Tovar, quiere concienciar a la gente de que antes de comprar productos que vienen de países remotos hay que procurarse ingredientes de los lugares más cercanos o, cuanto menos, buscar los productos de temporada, adaptando así nuestra vida y nuestra cocina al paso de las estaciones del año. Muchos son los chefs y consumidores que se identifican con esta nueva «forma de vida» sin que necesariamente firmen ningún manifiesto. Si hace dos meses en estas mismas páginas mostrábamos las recetas de Oriol Rovira (de Els Casals), Lola Puig (El Fort) y Artur Martínez (El Capritx) y sus experiencias Km 0, hoy toca seguir hablando del fenómeno más comentado en la cocina actual con otros protagonistas. [El País Semanal (España), 29/08/2010]
  • Presumir de la cocina kilómetro 0 significa comprar los alimentos directamente a los productores en un radio inferior a 100 kilómetros, apostar por lo natural y lucir todas las certificaciones de calidad que hagan falta. La Enoteca Palatium cumple con ello a rajatabla: su carta propone algo así como un viaje por los mejores rincones del Lazio, la región que rodea Roma, a base de entrantes, aceites, quesos y vinos, que también se pueden comprar. [El País (España), 30/11/2012]
  • [Con la elección de Perú como Mejor Destino Culinario del Mundo] hay un despliegue y un reconocimiento de la gastronomía. ¿Podemos seguir avanzando? Claro que sí, hay muchos discursos que dar, como, por ejemplo, el mensaje del llamado ‘kilómetro cero’: comer lo que está alrededor de uno. [El Comercio (Perú), 2/12/2013]
  • Y estas iniciativas para impulsar los productos locales ya han llegado al sector de la moda y están en marcha en muchas ciudades del mundo: se trata de la nueva tendencia «Ropa Kilómetro Cero». Lo que comenzó en Francia bajo el reinado de Luis XIV, vuelve a rebrotar. El Rey Sol, aconsejado por su genial e incansable ministro Colbert, creó normas de estilismo que mareaban a los nobles, con cambios, lujos y exigencias que les forzaban a renovar su vestuario continuamente en una lucha constante por destacar en las fiestas de la corte. [ABC (España) 28/10/2014]
  • Otra tendencia cada vez más implantada es la de los productos de kilómetro 0, es decir, que llegan a nuestra cesta desde los lugares de cultivo o cría más cercanos posibles, lo que nos garantiza la máxima frescura. [ABC (España), 14/02/2016]

La vitalidad del neologismo resulta innegable, sobre todo en este último sentido. Si comprobamos los diferentes contextos, al margen incluso del ámbito gastronómico, comprobamos que no estamos ante una creación ocasional. La reivindicación de lo natural y de lo propio y la toma de conciencia de los desmanes ante una naturaleza cada vez más herida justifica este uso.

Juan Manuel García Platero
Universidad de Sevilla (España)

kilómetro cero m.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *