Centro Virtual Cervantes
Lengua

El origen de la palabra skyline se remonta al año 1824. Como neologismo inglés, esta palabra se formó por el mecanismo de composición (sky + line) para significar tanto la línea en la que el cielo y la tierra parecen unirse (horizonte) como la forma de edificios, montañas o árboles cuando tienen el firmamento de fondo.

Esta palabra llega a nuestra lengua con la misma grafía del inglés, de ahí que se le considere como un préstamo no adaptado. Se trata pues de un sustantivo de género masculino, perteneciente al ámbito del urbanismo. Y, como consta en los diccionarios VOXUSO, Lema y Vox, también suele escribirse separada; o sea, sky line.

Rascacielos
Flickr (katesheets)

Skyline se recoge por primera vez en corpus del español como el CREA y el NDHE en 1989, como se aprecia en el siguiente ejemplo:

  • […] ataviado con esmoquin y trenzando un paso de baile al estilo de Fred Astaire, sobre un skyline de rascacielos neoyorkinos.

Asimismo, su uso también se documenta en bancos de neologismos como BOBNEO, tal y como se observa a continuación:

  • A los ojos de su vecindario, que ha visto surgir una impresionante y americanizado skyline. [La Vanguardia (España), 2/04/1989]
  • La familia Rockefeller donó el preciado terreno y Wallace Harrison lideró la obra de uno de los edificios que hoy definen el skyline de Manhattan, y que ahora está siendo realzado en la gran pantalla por La intérprete. [El País (España), 5/06/2005]
  • Malkin Holdings, propietaria del emblemático edificio, siguió con la campaña para evitar que Nueva York permita la construcción de un rascacielos de unos 370 metros de altura en la ciudad y divulgó una encuesta que apunta que la mayoría de los estadounidenses quiere que el famoso skyline de Manhattan mantenga su aspecto actual. [El Tiempo (Colombia), 26/08/2010]
  • La Sagrada Familia, icono destacado del skyline de la ciudad de Barcelona y obra maestra del arquitecto modernista Antoni Gaudí, que el Papa consagrará el próximo día 7, y que se convertirá en los próximos veinte años en la gran catedral del siglo xxi . [Diario de Navarra (España), 1/11/2010]
  • La reanudación de las obras de construcción generará empleo y cambiará el skyline de Concepción. [El Sur (Chile), 21/07/2010]

Ahora bien, en áreas como la traducción, los neologismos creados en lenguas extranjeras suponen un problema ante el cual los traductores cuentan con tres opciones para resolverlo. En primer lugar, el préstamo del neologismo, es decir, su traslado sin modificaciones y su marcación entre comillas en el texto de la lengua a la que se traduce; en segundo lugar, la proposición de un neologismo equivalente construido según las reglas de formación propias de la lengua de llegada y, en tercer y último lugar, la paráfrasis o explicación entre paréntesis de lo que significa el neologismo en cuestión. Con frecuencia, la solución que se suele usar es la del préstamo del neologismo.

Según lo indica el Centre de Terminologia de la lengua catalana (TERMCAT), ya se cuenta con un equivalente normalizado para skyline en catalán y francés (silueta urbana y silhouette urbaine, respectivamente), mientras que en italiano se acepta el préstamo de skyline, lo que se evidencia además en algunos diccionarios en línea como Hoepli, De Mauro y De Agostini.

Finalmente, parece que no sucede lo mismo en otras lenguas romances como el español ya que, aunque también cuenta con el sintagma silueta urbana, es innegable que está más arraigado y extendido el uso del préstamo skyline, seguramente, como dice José Fariña en su blog sobre urbanismo, territorio y paisaje, porque «es una palabra más corta, concisa y sencilla de entender por todos aquellos que tienen que entenderla».

John Jairo Giraldo Ortiz
Escuela de Idiomas
Universidad de Antioquia (Colombia)

skyline m.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *