Centro Virtual Cervantes
Lengua

Este anglicismo —actualmente tan frecuente en el ámbito académico en nuestra lengua— es una unidad léxica formada por la composición de los sustantivos work (‘trabajo’) y shop (‘tienda’). Aunque su uso en inglés con este significado literal es bastante temprano, su empleo como «reunión para el estudio» no comienza hasta el siglo xx. Desde un punto de vista etimológico, work comparte la misma raíz que lenguas como el islandés (verk ‘trabajo’), el alemán (Werk ‘obra, fábrica’) y el holandés (werk ‘trabajar’).

Pizarra de papel con rotuladores de colores.
Pixabay

Así, lo que en un inicio se refería originalmente a un taller, es decir, el ‘lugar donde se creaban o reparaban ciertos productos’ (Collins English Dictionary), ha ampliado su significado a lo largo del tiempo a ‘escuela o seminario de ciencias o de artes’, ‘reunión de trabajo’ y ‘coloquio de expertos o de especialistas’ (Alvar2, DEA, Clave y NEOMM). Sin embargo, workshop no tiene en español el sentido original del vocablo inglés.

Al igual que sucede en español, en portugués el empleo de workshop ha quedado circunscrito a un ‘seminario de expertos’ (como en workshop de peritos), o a un ‘curso práctico de baile’ (workshop de dança), de teatro y, en general, a cualquier reunión que conlleve algún propósito formativo. También en italiano encontramos esta reducción del significado original en inglés, ya que para el lugar donde se realiza un pequeño trabajo industrial o manual se recurre a palabras como bottega u officina y es en un ámbito más científico o académico de formación en el que se prefieren utilizar workshop alternando con la variante denominativa seminario.

Centrándonos ya en el español, hasta la fecha workshop no es recogido por DLE, Alvar1, ni VOXUSO, aunque sí por Alvar2, DEA, Clave y NEOMM, con el significado de ‘escuela o seminario de ciencias o de artes’, ‘reunión de trabajo’ y ‘coloquio de expertos o de especialistas’, como ya mencionamos antes. Tanto en el banco de datos del CREA como el CORPES XXI, workshop aparece efectivamente en contextos relacionados con ‘seminario’, ‘reunión’ y ‘coloquio de expertos’, tanto en el español peninsular como en el de Hispanoamérica. El primero de ellos se halla registrado en Venezuela en 1996:

  • Los responsables de negocios turísticos en Perú y Venezuela participarán en el workshop Presentación Turística del Perú, que se realizará mañana jueves 7 de noviembre, en el hotel Eurobuilding con la organización de la comisión de Promoción del Perú y el Fondo de Promoción Turística y los auspicios de la Embajada de Perú en Venezuela y la línea Aeroperú. [El Universal (Venezuela), 06/11/1996]

Por otro lado, en el Observatori de Neologia (BOBNEO) se recogen también regularmente desde el año 2000 contextos de uso de workshop con el sentido de ‘talleres de trabajo’, es decir de seminarios prácticos de formación sobre un tema como se observa en uno de los primeros contextos registrados en la prensa española:

  • Dentro de los workshops (talleres de trabajo) que se celebraron en la cumbre de HayGroup en Amsterdam, cabe mencionar los dedicados al sector público y a la educación. [La Vanguardia (España), 15/04/2000]

La grafía del vocablo, aunque lo identifica fácilmente como un préstamo del inglés, no es inhabitual en español, pues Seco, ya en 2001, hablando de anglicismos en el español, listaba workshop junto con préstamos del inglés que se escriben con w– inicial, tanto o más frecuentes (weekend, whisky o windsurf) e incluso mucho menos (whig, warrant). No obstante, y en lo que respecta a su ortografía, dado que se trata de un préstamo aún no adaptado a la ortografía del español, la Fundéu recuerda que si se opta por respetar la forma original es preciso escribir workshop, en minúscula y en cursiva, de acuerdo con las normas de la RAE acerca de la escritura de extranjerismos. A pesar de reconocer su uso cada vez más frecuente en los medios de comunicación, la Fundéu recomienda sustituir el anglicismo por taller en español en los contextos donde se emplee con el significado de ‘seminario’ o ‘grupo de personas que realizan su trabajo persiguiendo un fin común’, aunque seguramente las connotaciones de workshop en inglés, en este sentido, son ligeramente diferentes que las de taller o seminario en español. Además, no debe obviarse el uso del anglicismo workshop como recurso estilístico.

En resumen, la presencia de workshop —tanto en diferentes contextos (recogidos en las bases de datos del ON, del CREA y del CORPES XXI) como en los diccionarios Alvar2, DEA, Clave y NEOMM— lleva a considerar que se trata de un neologismo diccionarizable, frecuente en el mundo académico, que podría incorporarse en el DLE y otros diccionarios y repertorios léxicos de la lengua española con el significado de ‘reunión de expertos o de aprendices con la intención de profundizar en un área del conocimiento ya sea científica, técnica o profesional’, mientras que para el ‘lugar donde se crean o reparan ciertos productos’ (Collins English Dictionary) se seguiría manteniendo taller.

Alicia Mariscal Ríos
Departamento de Filología (Área de Lingüística General)
e Instituto Universitario de Investigación en Lingüística Aplicada (ILA)
Universidad de Cádiz (España)

workshop m.

4 thoughts on “workshop m.

  • 25 marzo, 2020 a las 21:48
    Enlace permanente

    con respecto a workshop.
    No estaría de más decir que shop no sólo significa tienda; de hecho, según el diccionario Webster, la primer acepción es “un lugar donde se produce artesanía”. También es, desde luego, almacén y lugar de venta, si estamos hablando de shop; pues en workshop, el trabajo es explícito, y la traducción más correcta es taller. El uso más amplio de esta palabra, para referirse a trabajo intelectual en vez de manual (y no al lugar sino a la actividad en sí) es común al inglés y al español

    Responder
  • 25 marzo, 2020 a las 21:57
    Enlace permanente

    Perdón, un añadido:
    Es la primera vez que entro aquí y he escrito mi comentario anterior habiendo leído solo el primer párrafo, sin darme cuenta que el texto continuaba después de la imagen, y que se hace referencia a cuestiones que yo planteo. Pero aún así, no acaba de convencer que en el primer párrafo se traduzca shop por tienda sin más, y en el segundo se diga: “Así, lo que en un inicio se refería originalmente a un taller, es decir, el ‘lugar donde se creaban o reparaban ciertos productos’”. El “así” no es un nexo auténtico pues la idea de taller se introduce ahora a posteriori.

    Responder
  • 25 marzo, 2020 a las 22:02
    Enlace permanente

    y otro más: traducir “workshop” por “taller de trabajo” (párrafo 7) es una redundancia, tanto desde el punto de vista del inglés (workshop es taller) como del español (taller de trabajo es taller, pues trabajar es justamente lo que ahí se hace).

    Responder
  • 6 junio, 2020 a las 10:39
    Enlace permanente

    Estimada Anahí:
    Hablando de redundancia, veo que hace usted un comentario de algo que yo misma explico en mi texto.
    En cuanto a su crítica del nexo “así”, la veo fuera de lugar, ya que este es un trabajo sobre Neología, no sobre corrección. En el ILA tenemos un gabinete estupendo de asesoría lingüística, por si le interesa.
    Finalmente, “taller de trabajo” no lo digo yo, sino que está extraído de un contexto del Observatori de Neologia (BOBNEO):
    “Dentro de los workshops (talleres de trabajo) que se celebraron en la cumbre de HayGroup en Amsterdam, cabe mencionar los dedicados al sector público y a la educación. [La Vanguardia (España), 15/04/2000]”.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *