La palabra aparcabicis designa a un aparcamiento para bicicletas, que puede estar formado por un soporte generalmente de acero y anclado en la pared, en el que se deja una bicicleta atada con candado en un lugar público. Con el desarrollo del transporte sostenible, se ha convertido en un elemento que poco a poco ha ido ganando presencia dentro del mobiliario urbano. Se trata, por lo tanto, de una realidad con la que la sociedad está más que familiarizada, ya que solemos encontrar aparcabicis en muchos lugares. Sin embargo, la mayoría de los diccionarios de referencia no parecen dar cuenta de esta unidad léxica.

[fotografía] bicicletas de paseo de color negro y cesta portabultos aparcadas junto a una acera
Oleg Magni (Pexels)

La formación de la palabra aparcabicis se lleva a cabo mediante un mecanismo de composición nominal, de estructura V+N, tomando el verbo aparcar y la forma plural del sustantivo coloquial bici, que resulta del acortamiento de bicicleta.

En los corpus de referencia, la frecuencia de esta palabra es escasa. En el CREA el vocablo no aparece y el CORPES XXI sitúa la primera en el año 2005, en un medio de comunicación español, y la última registrada hasta la fecha de nuestra consulta en el año 2013:

  • Catorce estudios de arquitectura han presentado en la Plaza de Colón, en el marco de la exposición ‘Madrid diseña’, sus creaciones de mobiliario urbano para modernizar la ciudad. Barandillas flexibles, aparcabicis ondulantes, bordillos sin esquinas o papeleras con mensaje son algunas de las propuestas. [El Mundo (España), 21/10/2005]
  • El mantenimiento está en 800.000 euros anuales. En la puerta hay un aparcabicis moderno donde no hay ninguna. «Habrá carril bici por toda la costa, ¿no?», pregunta la canciller alemana. [Jot Down Cultural Magazine (España), 5/4/2013]

En el banco de datos de los observatorios de neología (BOBNEO) también encontramos apariciones:

  • Todos ellos hacen un total de 32,4 kilómetros de carriles bici, lo que supondrá una inversión de unos cinco millones de euros y un total aproximado de 30 aparcabicis para bicicletas privadas en los cuatro itinerarios. [La Opinión de Málaga (España), 21/5/2008]
  • El Ayuntamiento instalará aparcabicis en los entornos de los centros de salud para su uso por parte del personal sanitario y los pacientes. [Diario de Jerez (España), 13/4/2021]

Siguiendo con el registro de la entrada aparcabicis en las obras lexicográficas de referencia, podemos observar que la palabra no aparece en Alvar pero sí en Alvar2, de lo que se infiere, teniendo en cuenta que esta segunda edición data del año 2004, que es bastante probable que el neologismo lleve entre nosotros mucho más tiempo del que muestran los corpus consultados. Siguiendo con el resto de obras lexicográficas vistas, tampoco aparece la voz aparcabicis en Clave, DEA, VOXUSO ni en el DRAE. Sí lo hace, por último, en el NEOMM. Además, en este último diccionario, encontramos también la forma aparcabicicletas, por lo que podríamos estar ante un caso de inestabilidad sistemática, característica muy común en los neologismos, ya que en el resto de diccionarios no encontramos la entrada bajo esta forma. Y, de los corpus consultados, tan solo el BOBNEO recoge esta variante en prensa escrita:

  • La vía ciclista bidireccional que se proyecta dispondrá de 2,50 metros de ancho, y la infraestructura se completa mediante la colocación de 20 grupos de aparcabicicletas formados por cuatro estructuras tubulares cada una de acero inoxidable empotradas y fijadas en el suelo. [Diario de Cádiz (España), 14/4/2021]

En los periódicos de la prensa latinoamericana consultados no se han encontrado ocurrencias para la forma aparcabicis o aparcabicicletas. Sin embargo, sí se han encontrado ocurrencias para significantes como estacionamiento de bicicletas, cicloparqueaderos, biciestacionamientos para designar la misma realidad:

  • Para fortalecer este punto se creará una red de estacionamiento de bicicletas y dispositivos de movilidad personal que puedan ser administrados por la autoridad de aplicación o través de terceros, lo que habilita la participación de empresas, previa licitación. [La Nación (Argentina), 19/10/2020]
  • Con una inversión de $674 millones, la Alcaldía de Medellín instaló 690 cicloparqueaderos nuevos en la ciudad con el propósito de promover el uso de bicicletas como medio de transporte alternativo. [El Colombiano (Colombia), 29/8/2020]
  • Fomentar el uso de la bicicleta será una de las estrategias para el nuevo Gobierno de la Ciudad de México. Para impulsarlo, se crearán cuatro biciestacionamientos en los Centros de Transferencia Modal (Cetram) Rosario, Tláhuac, Martín Carrera y Buenavista, este último en construcción. [El Universal (México), 13/1/2019]
  • Hecho a la medida en un elegante marco de acero, el tubo inferior de aluminio de la bicicleta se divide en dos para permitirle que el tubo del asiento forme un firme candado alrededor de cualquier árbol, poste o estacionamiento de bicicletas. [Las Últimas Noticias (Chile), 5/8/2015]

Como vemos, no existe consenso entre los hablantes del español en el uso de una sola forma, es decir, de variación denominativa. Esta diversidad de denominaciones puede responder a la geosinonimia o variación geolectal, lo que no ayuda a la estabilidad del neologismo.

Para finalizar, vale la pena consultar las equivalencias de aparcabicis y aparcabicicletas en dicionarios de otras lenguas. En efecto, encontramos equivalencias en alemán: Fahrradständer; portugués: bicicletário; francés: porte-velós e inglés bike rack. Podemos observar, por ejemplo, que, mientras en las voces francesa e inglesa se mantiene el mecanismo de composición, tal y como ocurre en español, la lengua portuguesa elije la sufijación, formando la palabra con el sustantivo bicicleta + el sufijo –àrio, que en portugués es utilizado para indicar ‘lugar donde se guarda algo’.

En definitiva, podemos comprobar que, a pesar de que los aparcabicis llevan bastante tiempo con nosotros, no disponemos de mucha documentación sobre la palabra en los corpus escritos consultados ni en las obras lexicográficas del español, aunque sí en las de otras lenguas. Sin embargo, dada la presencia continua de este objeto en nuestra realidad cotidiana, cada vez más ecológica y sostenible, y en nuestra habla, entendemos que, al igual que en otras lenguas, también para el español es una unidad léxica diccionarizable.

Alba Macías Couso
Instituto de Lingüística Aplicada
Universidad de Cádiz (España)

aparcabicis m.

3 thoughts on “aparcabicis m.

  • 16 de agosto de 2022 a las 07:38
    Enlace permanente

    En español tenemos una palabra formada de modo análogo a la portuguesa: bicicletero, pues también -ero es en castellano ‘para guardar cosas’ (billetero, ropero, etc).
    De lo que no estoy seguro es de si se limita a designar un trasto de uso interior (por ejemplo, en casa o en los vagones de metro y cercanías, donde hay bicicleteros consistentes en dos barras paralelas metálicas dobladas en círculo o forma similar que dejan entre medias el hueco justo para retener una rueda de bici) o puede aplicarse también a un uso público y exterior, convirtiéndose entonces bicicletero en sinónimo parcial de aparcabicis.
    Sí que tengo claro que el caso contrario no se daría: no llamaría aparcabicis al cacharro ese en mi casa o en el tren (al menos seguro que no en el primer caso, y que en el tren, al ser un espacio público no me resultaría tan raro).
    En fin. Curiosidades en las que mi cabeza se entretiene gracias a su artículo, Alba. Muchas gracias.

    Responder
    • 6 de septiembre de 2022 a las 16:49
      Enlace permanente

      ¡Hola, Mariano! Muchísimas gracias a ti por leer mi entrada y por aportar cosas tan interesantes.

      Responder
  • 10 de septiembre de 2022 a las 19:03
    Enlace permanente

    Aparcabicis me sugiere el hombre encargado de aparcar las bicis, como el aparcacoches. Y le damos propina!

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *