La voz revictimización se forma añadiendo a un sustantivo preexistente, victimización, el prefijo re- en el sentido de repetición. Este prefijo se halla en muchas otras palabras (revivir, recoser).

[dibujo digital] maniquí desintegrándose
vjgalaxy (Pixabay)

El DLE remite victimizaciónvictimizar y define así ese verbo: «convertir en víctimas a personas o animales». Al añadirle el prefijo re-, toma un nuevo sentido, el de volver a convertir en víctima. Este neologismo panhispánico (como se verá en los ejemplos) no consta en ninguno de los diccionarios generales o de neologismos consultados para el castellano y tampoco en los diccionarios generales de otras lenguas románicas como el catalán, el francés o el italiano. Revictimización puede tener dos significados distintos si bien en algún punto relacionados.

En primer lugar, puede referirse al tratamiento que da el entorno o las instituciones a una víctima en general. Es decir, a las actuaciones posteriores que sufre dicha víctima:

  • Dejar a cargo a las Fuerzas de Seguridad la intervención que implicaba el contacto con las víctimas arriesgaba su revictimización. [Página/12 (Argentina), 4/3/2016]

De todos modos, la revictimización se da en mayor medida en todas aquellas agresiones, maltratos, abusos, etc., habitualmente de índole sexual, que tienen como objeto el cuerpo de una persona, principalmente, niñas, niños y mujeres, con el resultado de que la víctima lo vive con vergüenza y/o culpabilidad y además anula cualquier otro aspecto de su personalidad. Raramente alguien a quien den un puñetazo en una pelea, derriben a consecuencia de un tirón, o atraquen, por muy víctima que también sea, sentirá vergüenza de su cuerpo o pensará que es culpable de lo que le ha sucedido puesto que se trata de agresiones que no afectan a su intimidad, no ponen en juego su cuerpo y no reducen a quien lo sufre a ser solo una víctima:

  • La ONU alerta sobre la revictimización que pueden sufrir las mujeres en estos casos, mediante «la exposición social de la víctima y de los delitos, incluyendo imágenes y videos en redes sociales […], en acciones que violan el respeto y la dignidad de las víctimas, como la falta de privacidad, la culpabilización y los juicios morales basados en prejuicios y discriminaciones sexistas». [El Espectador (Colombia), 14/12/2016]

La revictimización es una situación que agrava la agresión previa porque 1) o bien daña a la víctima porque le hace revivir la agresión que recibió y la remite a una situación dolorosa; 2) o bien la responsabiliza de la agresión; 3) o bien la sitúa en el único papel de víctima. También puede ser una combinación de algunos o todos esos elementos:

  • Preguntas como «¿por qué ibas sola?, ¿de qué manera ibas vestida?, ¿por qué no te acompañaba nadie?», con un sesgo machista cruel e insensible, son usuales cuando las mujeres denuncian alguna agresión, y evidentemente constituyen una revictimización inaceptable por parte de la autoridad. [El Universal (México), 25/4/2018]

La existencia de la revictimización ocasiona que actualmente empiece a ser tenida en cuenta en procedimientos y recursos de atención a las víctimas:

  • El Sistema d’Emergències Mèdiques de Catalunya (SEM) ha puesto en marcha un nuevo procedimiento de atención la víctima de violencia sexual. […] Este procedimiento, activo desde el 15 de septiembre, tiene el objetivo de ofrecer un «acompañamiento integral» a la persona durante todo el proceso de asistencia posterior a la agresión procurando que tenga un único interlocutor para evitar que se produzca la revictimización, es decir, que la víctima tenga que relatar los hechos varias veces. […] Cuando es preciso atender de forma presencial, se prioriza que la asistencia la lleve a cabo un profesional del mismo género que la persona afectada. [20Minutos (España), 15/11/2021]

La revictimización se define en ocasiones como una victimización secundaria. Veámoslo aplicado a la infancia, aunque ya se ha visto que también las personas adultas, especialmente las mujeres, pueden sufrir agresiones que las revictimizan:

  • Sufrir abuso sexual en la infancia constituye, en muchas ocasiones, una experiencia que marca el desarrollo psicológico de niños y niñas. Las debilidades y fallos del sistema jurídico repercuten en una revictimización del menor que ha sufrido abusos sexuales. La victimización primaria es una consecuencia derivada de un delito. La persona siente que son vulnerados sus derechos como persona y por ello asume el rol de víctima. La victimización secundaria (o revictimización) es la respuesta que da el sistema a una víctima. Esta respuesta hace que la persona reviva la situación traumática y vuelva a asumir su papel de víctima. Esta vez no es solo víctima de un delito, sino de la incomprensión del sistema. [Save the Children (España), 25/11/2020]

En segundo y último lugar, el neologismo revictimización también se usa, sobre todo en el ámbito de la psicología, con el significado de transformar de nuevo en víctima.

Este sentido de revictimización incide en la mayor probabilidad de ser víctimas en la edad adulta (es decir, de volver a serlo) de las niñas y niños que han sufrido agresiones, maltratos, abusos, etc., durante la infancia. Esta revictimización no se refiere, pues, a las consiguientes malas prácticas en el tratamiento de una agresión y a sus secuelas, sino de cómo un abuso inicial durante la infancia hace más proclives a las víctimas a posteriores agresiones. En otras palabras: las personas que alguna vez fueron víctimas tienden a volver a serlo, tienden a ponerse en este mismo lugar.

Hay puntos en común en las dos definiciones de revictimización. Por un lado, el que una persona sea solo considerada una víctima, lo que aumenta su dolor emocional, refuerza su malestar psicológico y la fragiliza. Por otro, las une el hilo de los tipos de agresión sufridos, agresiones que, al darse en el escenario del cuerpo, ponen en jaque el mismo ser y sentir de las víctimas y obvian cualquier otra característica de su personalidad.

Eulàlia Lledó Cunill
Escritora (España)

revictimización f.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *