Centro Virtual Cervantes
Lengua

La construcción nominal banco de alimentos figura en el Banco de datos de neologismos del Observatori de Neologia (BOBNEO) como una construcción nominal catalogada como un neologismo formado por sintagmación; se considera, pues, una nueva unidad léxica configurada mediante una combinación sintáctica que queda fijada en una forma determinada y constituye una unidad designativa.

Logotipo de los bancos de alimentos.
FESBAL

Banco de alimentos denota una organización que tiene por objeto recoger donaciones de alimentos para distribuirlos posteriormente a personas necesitadas a través de voluntarios y entidades de ayuda social. Tal es el sentido que refleja, por ejemplo, este enunciado incluido en el Corpus de Referencia del Español Actual (CREA) de la Real Academia:

  • El voluntariado también reparte comida del banco de alimentos una vez al mes a catorce familias de encarcelados y les provisten de ropa siempre que lo necesitan. [Diario de Navarra (España), 03/01/2001]

El texto, fechado en 2001, constituye el único documento del CREA que incluye esta construcción, si bien tras la creación en 1987 del primer banco de alimentos español han sido muchas las instituciones de este tipo, nacidas en Estados Unidos en la década de los sesenta, que se han ido formando en España a partir de los años noventa. En la actualidad, banco de alimentoskes una expresión frecuente en los medios, unas veces escrita con minúsculas, como en el texto anterior, por aludir a una clase de organización, otras veces con mayúsculas por hacer referencia a una entidad en particular:

  • El Banco de Alimentos de Alicante considera una falta de responsabilidad y una mala práctica tirar a la basura y abandonar junto a los contenedores comida del programa cofinanciada por el Fondo de Ayuda Europea para las personas Desfavorecidas, en el que colabora el Gobierno Central. [Información (España), 17/12/2018]

Como sucede normalmente con las unidades léxicas que aluden a organizaciones (como «universidad», «banco», «colegio»), la construcción banco de alimentos puede denotar también el edificio, el lugar donde se ubica la sede de la entidad, según refleja el siguiente enunciado:

  • El objetivo era inaugurar un banco de alimentos situado en uno de los edificios que se encontraba vacío del Hospital Pulido Valiente. [Hola (España), 19/12/2013]

Banco de alimentos no figura en ninguno de los diccionarios consultados (Alvar2, Clave, DEA, DRAE, DSAL, DUE, NEOMM, VOXUSO). Estos repertorios lexicográficos tampoco incluyen bajo el lema banco una acepción que pueda reflejar el sentido que tiene en estas construcciones el sustantivo banco; la construcción banco de alimentos se asemeja a, por ejemplo, banco de sangre o banco de ojos, pero no puede considerarse un establecimiento médico donde se conserven órganos humanos, según la acepción que sí asocian a esas expresiones los diccionarios. En cambio, en diccionarios como el Cambridge Dictionary, food bankbanco de alimentos— tiene una acepción con el significado ‘un lugar donde se da comida a la gente que no tiene dinero para comprarlo, por ejemplo por una organización benéfica’.

La construcción es similar a otras formadas con la palabra banco, banco de juguetes, banco de ropa, banco de libros, banco de gafas, banco de medicamentos… que tampoco tienen cabida en los diccionarios consultados. Tiende a la fijación sintáctica, característica de los compuestos sintagmáticos; de ahí que, por ejemplo, alimentos no pueda combinarse con determinantes.

No obstante alimentos sí admite modificadores: banco de alimentos no perecederos, banco de alimentos ecológicos, banco de alimentos frescos, banco de alimentos frescos ecológicos… En el texto que se incluye a continuación, por ejemplo, alimentos aparece complementado por el adjetivo perecederos:

  • Trujillo pondrá en marcha un banco de alimentos perecederos tras la firma de un convenio entre el ayuntamiento y la Obra Social La Caixa [El Periódico de Extremadura (España), 27/11/2013].

Admite asimismo la coordinación de complementos, como queda patente en el siguiente texto:

  • Un grupo de vecinos de Eibar trata de poner en marcha un banco de alimentos y de ropa usada con el objetivo «de canalizar de forma más accesible la ayuda a los más necesitados» [El Diario Vasco (España), 17/06/2014].

Se trata de propiedades compartidas con otras unidades léxicas catalogadas como compuestos sintagmáticos, que suelen considerarse próximos a las combinaciones sintácticas libres, por sus rasgos. Banco de alimentos debería, por tanto, tener al menos un estatus similar al de banco de sangre o banco de ojos, que sí figuran como ejemplos de una acepción diferenciada en los diccionarios.

Antonia Martínez Linares
Departamento de Filología Española, Lingüística General y Teoría de la Literatura
Universidad de Alicante (España)

banco de alimentos m.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *