Centro Virtual Cervantes
Lengua

Siempre se ha dicho que una imagen vale más que mil palabras, aunque los que nos dedicamos a la lengua, en general, sabemos que las imágenes se piensan y se transitan por medio de palabras. Aun así, es incuestionable que hoy en día, en la era de Internet y de las redes sociales, de la globalización, el poder de las imágenes es muy elevado, en la medida que son un elemento importante para captar la atención del lector. Por ello los periódicos, digitales y en papel, hace tiempo que incorporan imágenes, cuya importancia ha ido en aumento con los años, especialmente en una época en que el producto visual tiene una mayor facilidad para captar la atención que el texto. De ahí que algunos periodistas se hayan especializado en fotoperiodismo y que hayan aparecido las denominadas fotonoticias.

Ordenador portátil.
Pixabay

La fotonoticia nace a finales del siglo xx como una herramienta para representar la realidad tal y como es, lo cual permite ilustrar los hechos de manera empírica —aunque este formato también permite tergiversar la realidad, según el plano desde el cual se tome la imagen, según los filtros aplicados, etc.— y, a su vez, captar la atención de los ojos del lector. Con todo, el gran auge de este formato surge a raíz de los periódicos digitales y de redes sociales como Twitter o Instagram. A pesar de ello, se trata de una voz que no se recoge en la mayoría de los diccionarios del español —ni de otras lenguas—; de hecho, solo se recoge en el Nuevo diccionario de voces de uso actual y en Lo Zingarelli, que definen el concepto como ‘noticia periodística facilitada mediante una fotografía’ e ‘imagen fotográfica que por su evidencia es suficiente para proporcionar una noticia, sin necesidad de explicación o comentario’ [traducción propia], respectivamente. Cabe mencionar que, en general, el sentido más difundido es el segundo, como ilustran los ejemplos siguientes:

  • El hueco grabado aplicado a la prensa diaria les abrió las puertas de la actualidad, del reportaje, de la fotonoticia, de la instantánea. [La Vanguardia (España), 10/02/1991]
  • El nuevo director de la CIA es el general Michael Hayden, y no Charles Hayden como apareció en la fotonoticia de primera página en la edición de ayer y en el subtítulo de la página 3 de Internacional. [El País (España), 10/05/2006]

En cualquier caso, debemos tener en cuenta que el concepto fotonoticia se relaciona, también, con el impacto mediático que tiene, más allá del texto que la acompaña, que no suele ser muy extenso. Además, estas imágenes generalmente circulan por sí solas, un hecho que se ha acentuado notoriamente con la era digital. Asimismo, huelga decir que no todas las imágenes de un periódico son fotonoticias, ya que estas, a diferencia de las imágenes que acompañan una noticia y que incluyen un breve pie de página, configuran el núcleo de la información, mientras que el texto actúa como paráfrasis de los hechos expuestos. Así pues, la fotonoticia es independiente y tiene un valor informativo suficiente, lo cual las sitúa al mismo nivel que las noticias redactadas.

Desde el punto de vista morfológico, según la metodología del Observatori de Neologia, se trata de un compuesto culto, porque se considera que el elemento inicial foto es un formante de origen clásico que se ha banalizado —es decir, que ha cambiado semánticamente y ha perdido el significado inicial—. Otros autores, en cambio, consideran que es un compuesto patrimonial formado por dos sustantivos: foto, que proviene del truncamiento de fotografía y que ya recoge el DLE, y noticia. Aun así, es interesante destacar que la sintaxis interna del compuesto, donde el elemento inicial (foto) modifica semánticamente al elemento nuclear (noticia), sigue el patrón de la composición culta, mayoritariamente dextrógiro, es decir, con el núcleo situado en el elemento final. Además, debemos tener en cuenta que, aunque las fotonoticias son fotografías que se convierten en noticia, el significado de la palabra puede parafrasearse como ‘noticia fotográfica’, como podemos ver en los contextos siguientes, lo cual aproxima igualmente esta clase de palabras a la composición con elementos cultos. Así pues, podríamos asumir que es un tipo específico de compuesto, formado por una palabra patrimonial, noticia, y un elemento que, sea o no una base, está adquiriendo un carácter prefijal.

  • El jurado declaró ganador, junto con el fotorreportero que renunció al galardón, Giorgio Viera por el reportaje Mexicaltzingo, territorio rebelde, a Alfredo Domínguez por la fotonoticia «Linchados Tláhuac». [Reforma (México), 11/06/2005]
  • El expresidente usó como excusa una fotonoticia publicada el pasado 1 de septiembre en segunda edición, en la que González y Chacón aparecían a las puertas de un restaurante de Madrid a la salida de una cena. [El Mundo (España), 05/11/2011]

En definitiva, podemos decir que este neologismo designa una realidad relativamente reciente que ha venido para quedarse, ya que cada vez son más los periódicos en formato digital que recurren a este medio para informar a los lectores. Además, como hemos indicado, el elemento foto genera diferentes palabras nuevas relacionadas con la era visual en que vivimos, potenciada sobre todo por Internet y las redes sociales. Por todo ello, consideramos que esta voz podría incluirse en el diccionario normativo, ya que se trata de un formato periodístico diferente que, aunque es reciente, cada vez tiene una mayor relevancia.

Ivan Solivellas Ugena
Observatori de Neologia
Universitat Pompeu Fabra (España)

fotonoticia f.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *