Centro Virtual Cervantes
Lengua

El constante crecimiento del número de personas mayores respecto al total de la población está teniendo un importante efecto en todos los ámbitos de nuestra sociedad: económico, social, político,  también familiar. Según diversos estudios, el 8 % de la población iberoamericana tiene más de 65 años, de la que una tercera parte supera los 80. Y esta cifra va en aumento, ya que se calcula que en el año 2050 las personas mayores supondrán el 20 % de su población. La cifra es preocupante, pero también lo es el hecho de que muchas de estas personas son mayores en situación de dependencia, es decir, adultos que no pueden vivir solos porque presentan limitaciones para realizar una o varias actividades básicas de la vida diaria, como vestirse, lavarse, cocinar o hacer la compra.

Manos de un anciano resolviendo un crucigrama
Pexels

Hasta hace poco el cuidado de las personas mayores dependientes estaba a cargo fundamentalmente de las familias; especialmente eran las mujeres las que desempeñaban un papel primordial como cuidadoras realizando un trabajo silenciado, muy poco reconocido socialmente y menos económicamente. Sin embargo, el cambio de rol socioprofesional de la mujer y las nuevas estructuras familiares más reducidas, donde los abuelos no suelen vivir con sus hijos, han comportado que las familias tengan graves problemas para cuidar de sus mayores las 24 horas del día. Así, el nuevo entramado social y familiar del siglo xxi ha inducido la creación de los llamados centros de día para personas mayores o simplemente centros de día, que ofrecen una atención diurna especializada para personas dependientes:

  • Al parecer, el proyecto incluye una residencia y un centro de día dado el tipo de población que se asentaría, además de otros servicios complementarios. [ El Mercantil Valenciano (España), 11/05/2005]
  • Freire Abeijón apuesta por construir un centro de día para la tercera edad en terrenos de la institución benéfica [La Voz de Galicia (España), 31/12/2007]
  •   Los centros de día son instalaciones especializadas en tercera edad, donde un grupo de profesionales se dedica a atender las necesidades específicas de las personas mayores solo durante unas determinadas horas del día. [Muy saludable, http://muysaludable.sanitas.es/ (España), 22/11/2015]

Sin embargo, el concepto de centro de día originariamente era más amplio y podía estar destinado a otros colectivos en riesgo de exclusión social, como en el caso de los centros de día para menores o para el tratamiento de personas con alguna adición. Su significado genérico sería de centros no residenciales destinados a cubrir las necesidades sociales, educativas, culturales de un colectivo específico. Estos otros centros no han dejado de existir, pero el uso actual mayoritario se refiere a los centros de atención sociosanitaria para personas mayores con algún grado de deterioro físico o cognitivo, discapacidad sensorial y de movilidad —como lo corrobora que todas las ocurrencias de este sintagma en el corpus del Observatori de Neologia y en el CORPES XXI tengan este sentido. En este caso, los centros de día podrían considerarse el eslabón intermedio entre la total independencia del mayor y la estancia en residencias o geriátricos. Por lo tanto, cubren un espacio muy útil y necesario para mejorar la calidad de vida tanto de la persona mayor dependiente como de sus familiares más directos.

A su vez, los centros de día no deben ser confundidos con los hospitales de día (cuyo principal objetivo es la recuperación, asistencia y monitorización médica del paciente a largo plazo) ni con centros de ocio como los hogares del jubilado u hogares del pensionista. Los centros de día nacieron en los años ochenta a través de programas experimentales dedicados a la atención diurna de las personas mayores, pero después de leyes como la ley española de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia (Ley 39/2006) en España han ido institucionalizándose y los podemos encontrar en muchas poblaciones. Procesos muy similares se han seguido en los diversos países de América Latina.

Centro de día es una unidad sintagmática lexicalizada y abreviada de la unidad sintagmática más específica centro de día para personas mayores, que seguramente sea un calco del término inglés day care centre for the elderly o bien adult daycare centre.

Desde el punto de vista geográfico, documentamos mucha variación léxica: centro de día del adulto mayor (Chile, Perú), hogar de día (Argentina), centro de día (Argentina, Colombia, España, México) y centro de día para personas mayores, centro de día para mayores (España, Colombia), centro de día para el adulto mayor (Chile), centro de atención diurna, casa de reposo diurna, club de día para adultos mayores (México):

  • En julio del año 2012 la Municipalidad de Las Condes inauguró un servicio dirigido a adultos mayores autovalentes y sus familias, denominado Centro de Día del Adulto Mayor. El centro de día del adulto mayor ofrece una atención especializada e integral en régimen diurno, en modalidad de media jornada o jornada completa, de acuerdo al requerimiento del usuario y su familia. Su objetivo es promover la autonomía del adulto mayor, la permanencia en su entorno habitual y el mejoramiento de su calidad de vida como la de su familia. [https://www.lascondes.cl/recreacion/tiempo-libre/centro-de-dia/adulto-mayor.html (Chile); consulta: 4/02/2018]
  • El hogar de día es un centro dirigido a la atención integral de los adultos mayores durante la jornada diurna. Es una alternativa para que los mayores carentes de estimulación cognitiva, física y social en el domicilio, encuentren un espacio en el ámbito institucional para mejorar su calidad de vida. Su objetivo es el de estimular y mantener capacidades y destrezas remanentes, abrir un espacio de protagonismo, interacción y creación de nuevas redes sociales. [http://www.hirsch.org.ar/es/hogar-de-dia.html (Argentina); consulta: 4/02/2018]

Esta variación léxica no es exclusiva del español, sino que la observamos también en otras lenguas culturalmente próximas. Por citar algunos ejemplos, en inglés se usa open care community centre for older people, adult day care centre, adult day-care centre, day care centre, day-care centre, daycare centre, day care centre for the elderly; en francés, centre d’accueil de jour, centre de jour pour personnes âgées, CAJ, accueil du Jour; en portugués, centro de cuidados diurnos para idosos, centro de dia, lar de dia, creche para idosos (‘guardería para gente mayor’).

A pesar de la importancia creciente de estos centros en nuestra sociedad para garantizar unas condiciones de vida dignas a nuestros mayores, es curioso que la palabra no esté todavía recogida en ningún diccionario de lengua general, ni en español ni en otras lenguas culturalmente cercanas, como el inglés, el francés, el catalán o el portugués. Solo la hemos documentado en el diccionario de neologismos Alvar2 con el significado, ligeramente sesgado, de ‘lugar destinado durante el día al cuidado y entretenimiento de las personas de la tercera edad’. No obstante, en el Oxford English Dictionary documentamos day care con un primer sentido de ‘guardería’ y con un segundo sentido en el que se podría entrever el embrión semántico del significado actual de centro de día: ‘daytime supervision and care of those who cannot be fully independent, such as young children, the infirm, or the vulnerable’.

Nos podríamos preguntar a qué se debe la escasa presencia de esta unidad léxica en los diccionarios de referencia. Desconocemos los motivos reales de su ausencia, pero intuimos que el hecho de que sea un sintagma, que se registre tanta variación léxica, con existencia de geovariantes y que conviva con entidades con funciones socialmente parecidas (hospital de día, geriátrico, casal de las personas mayores), no lo favorece. Lo cierto es que, sostenida por unas políticas públicas claras, su necesidad social es evidente. Los centros de día son una alternativa adecuada al familiar cuidador que permite aumentar la calidad de vida de las familias en la que convive una persona mayor dependiente, que cada día serán más teniendo en cuenta las expectativas demográficas que prevén un aumento exponencial de los adultos mayores no independientes en nuestra sociedad. El diccionario seguro que no ignorará esta nueva realidad social.

Rosa Estopà
Observatori de Neologia
Universitat Pompeu Fabra (España)

centro de día m.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *