Centro Virtual Cervantes
Lengua

La denominación crooner se atribuye a determinados cantantes que interpretan estándares americanos, temas que forman parte sobre todo del Great American Songbook, apoyados por una orquesta o una big band. Se reconocen popularmente los nombres de Bing Crosby, Frank Sinatra, Toni Bennett, Dean Martin o Nat King Cole, entre los que triunfaron entre los años 40 y 60 del siglo xx. Han recuperado esta denominación cantantes actuales como Harry Connick Jr., Michael Bublé o Jamie Cullum, y también otros músicos de rock que han producido discos y espectáculos con este estilo como Rod Steward o Robbie Williams.

Cantante masculino con esmóquin.
Google Images

Los expertos indican que el crooning style no es un estilo musical sino una técnica de canto. De hecho, los crooners incluyen en su repertorio piezas de estilos musicales distintos: jazz, blues, dixieland, country, e incluso rancheras, boleros o bossa nova. La técnica del crooner nace en los años 20 con la aparición del micrófono en conciertos, emisiones de radio o grabaciones musicales. El crooner no necesita proyectar la voz, ni disponer de una voz potente, aunque se sobrepone claramente a la orquesta que le acompaña. Su manera de cantar se mueve desde el susurro a los cambios de tono singulares, con un fraseo claro, una buena entonación y grandes dosis de interpretación, lo que ha permitido construir estilos muy personales a algunos de estos vocalistas.

Esta identificación de la técnica del crooning con algunos cantantes muy populares (el fenómeno de los fans empieza con ellos antes del rock) ha tenido como consecuencia que la imagen del crooner se asocie también a la idea prototípica de vocalista masculino, de voz grave, traje italiano, corbata un poco desanudada, a veces con sombrero, irónico, seductor e incluso descarado: el retrato de Frank Sinatra, construido a lo largo de diversas décadas.

El Diccionario Merriam-Webster incorpora dos acepciones del verbo to croon en la versión intransitiva: la primera, general, como cantar o hablar de manera suave y murmurante; la segunda, especializada, como cantar de una manera íntima y suave adaptada a sistemas de amplificación. La primera acepción equivaldría en español al verbo canturrear, de sentido general, lo que explicaría que los medios de comunicación eligieran el préstamo crooner para referirse a los cantantes clásicos y actuales que interpretan estándares americanos o que usan esa técnica de canto. Los diccionarios de lengua inglesa incorporan la voz crooner con este sentido especializado, incluso como única acepción:

crooner noun
A singer, typically a male one, who sings sentimental songs in a soft, low voice.
(Oxford Dictionary)

Aunque las definiciones de diccionarios de lengua inglesa hagan referencia al estereotipo masculino, no se indican restricciones de uso para referirse a cantantes mujeres. A pesar de que es poco frecuente, algunas cantantes de jazz han recibido la calificación de crooner o lady crooner, como Vaughn De Leath en la década de 1920 o Diana Krall en la actualidad, como se observa en los registros siguientes del Observatori de Neologia:

  • […] para los que Ellington utilizaba cantantes de gospel en lugar de su staff habitual de crooners y lady crooners. [El Mercurio (Chile), 17/05/2006]
  • Canto siempre en portugués, pero cuando me inicié, lo hice como crooner, y por eso puedo cantar muchas piezas del jazz. La gente dice que soy la primera dama del jazz de Brasil. [El Mercurio (Chile), 2/11/2008]

El anglicismo crooner se encuentra registrado en bastantes diccionarios de otras lenguas: en el Petit Robert y en Larousse para el francés; en el Garzanti y en el Hoepli para el italiano; o en el Duden para el alemán, por poner algunos ejemplos. En todos ellos se representa el sentido especializado de cantante melódico, y es interesante observar que, si bien en la gran mayoría se indica que la categoría es nombre masculino, en el Dizionario Garzanti ya se indica que se trata de un nombre masculino y femenino.

En el caso de la lengua española, la mayoría de diccionarios de referencia no incluyen la voz crooner (Clave, DEA, DRAE, Panhispánico de dudas). Entre los diccionarios generales, tan solo aparece en la nomenclatura del Diccionario VOX de la lengua española, con la siguiente información:

crooner
(Voz norteamericana)
s.m. MÚSICA. Cantante de música ligera que interpreta canciones melódicas

Entre los diccionarios de neologismos, únicamente el Nuevo diccionario de voces de uso actual, en su segunda edición ampliada de 2004, incluye la entrada crooner con la definición de «Cantante de música moderna que interpreta canciones suaves y sentimentales».

El Corpus de Referencia del Español Actual (CREA) incluye cinco ocurrencias de crooner, fechadas de 1995 a 2004, cuatro de las cuales provienen de fuentes de prensa. En la hemeroteca de La Vanguardia la voz crooner aparece por primera vez en 1933; y en la hemeroteca de ABC, desde 1954. La frecuencia de aparición en ambos medios ha crecido mucho desde el año 2000. Por ejemplo, en La Vanguardia, de 1933 a 1969 (época de mayor éxito de los crooners clásicos) se registran 39 ocurrencias, mientras que a partir de 2000 hasta día de hoy se han documentado 501, cosa que demostraría que el conocimiento y el uso del anglicismo se han consolidado.

El Observatori de Neologia ha documentado esta palabra con regularidad en las fuentes de prensa en lengua española desde 1997 (y también en lengua catalana desde 1992). Los contextos provenientes de la prensa que nos ofrece este recurso son variados y permiten observar que el significado que se ha ido estabilizando oscila entre la acepción más técnica, como podemos observar en los tres primeros contextos siguientes, y la del estereotipo, comprobable en los dos contextos siguientes.

  • …esa actitud ante ellas del mismo Dylan, que las afronta al modo de un crooner, alguien que quiere asegurarse de que su mensaje va a ser claramente entendido… [El Periódico (España), 27/03/1999]
  • Aunque Nathanniel Adams Cole se inició como músico de jazz, fue dejando paso poco a poco al seductor cantante, el crooner de voz susurrante que cantaba en español. [El Periódico (España), 6/10/2004)
  • Un crooner es un baladista, un trovador, un cantante que se entrega sobre el escenario a una música llena de sentimientos y pasión. [El Sur (España), 1/10/2010]
  • Cavaliere es tan extremadamente paródico (crooner de cruceros, orgías, liftings, mafia, lobby mediático…) que resulta casi imposible parodiarle. [Calle 20 (España), 1/03/2012]
  • Post-punk resacoso, romántico, con nervio y culpa. Y camisa de crooner. [Mondo sonoro (España), 1/02/2014]

Las fuentes que ilustran el uso de este neologismo no se limitan al español de España; encontramos ocurrencias en la prensa de Argentina, Chile y Perú, con regularidad desde inicios de los 2000:

  • Su fraseo es del más puro estilo crooner, con un canto que se emparenta con las grandes voces de ese mundo. [La Nación (Argentina), 19/04/2005]
  • Por más que lo reniegue, el canadiense Michael Bublé arrastra con toda la tradición crooner dejada por tamañas figuras de la canción como Frank Sinatra, Dean Martin y, su favorito, Bobby Darin, quiéralo o no. [El Mercurio (Chile), 18/03/2012]
  • Las ínfulas orquestales no se han aplacado y su voz de crooner en estado de gracias cada vez adquiere más personalidad. [El Comercio (Perú), 12/08/2007]

El anglicismo crooner es un buen candidato a ser incorporado en diccionarios de la lengua española y dejar de ser considerado un neologismo, por estar registrado en la prensa desde la década de 1930, en corpus textuales de referencia y en diccionarios de referencia de otras lenguas. El sentido documentado es específico, con rasgos técnicos y estereotipados, bien consolidados en el uso.

Mercè Lorente
Grupo IULATERM
Institut de Lingüística Aplicada
Universitat Pompeu Fabra (España)

crooner m. y adj.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *