Centro Virtual Cervantes
Lengua

La inclusión del significado nuevo en el término textil, asociado a un contexto naturista (y, más en concreto, nudista), procede claramente del inglés. Este significado se deriva metonímicamente del que encontramos de forma habitual cuando se cualifica a un objeto como tejido. La relación metonímica se establece mediante estar (semi)vestido y portar piezas de ropa tejidas.

 imagen trasera de tres mujeres en bikini contemplando el mar desde la playa
Flickr (Fergus Macdonald)

En su acepción metonímica, el Oxford English Dictionary define el adjetivo textile como «non-naturist; spec. applied to places, etc., prohibited to nudists» y presenta una primera ocurrencia bastante temprana, tomada del semanario estadounidense Newsweek en 1970:

  • Its guests follow a daily routine little different from that of the «textile tourists»—or non-nudists—in nearby hotels.

Dado que, en su significado literal, el término en cuestión cumple originalmente una función adjetiva, es señalable que sus rasgos metonímicos se acrecientan cuando es usado cumpliendo una función nominal. Como adjetivo sustantivado, la primera aparición del término se registra ligeramente más tarde de la ya apuntada, en una ocurrencia registrada en el semanario británico Listener en 1979:

  • The world’s first naturist community is up for sale and will probably become a holiday resort for «textiles»—the word naturists use for people who keep their clothes on when they could take them off.

Por lo que respecta a otras lenguas cabe señalar que la acepción neológica del término no aparece en el diccionario francés consultado (Le Grand Robert) ni en el italiano (Dizonario Hoepei della Lingua italiana).

En castellano, el único diccionario en que aparece recogida la acepción neológica del término textil es el VOXUSO, en el que se da razón de sus dos posibles funciones gramaticales —adjetiva y nominal— y en el que se define como ‘[lugar, persona] que no acepta o no comparte el nudismo’, presentando como ejemplos, respectivamente, los siguientes: «ha sido director de hotel naturista y de hotel textil»; «comparten la playa los nudistas con los textiles».

En el resto de diccionarios consultados —Alvar1, Alvar2, Clave, DEA, DRAE23 y NEOMM— tan solo se recoge la función adjetiva del término, siempre referida en su significado no neológico a aquello que es perteneciente o relativo a los tejidos.

En los diferentes bancos de datos de términos en castellano, la ocurrencia más temprana del término textil en su uso neológico es la del CREA, en un contexto que no resulta suficientemente esclarecedor:

  • Es término nudista o textil, pero bueno, cada uno puede hacer lo que quiera. Y en el hotel, normalmente, durante todo el día vas desnudo, si vas al supermercado que está al lado pues te vistes. [Entrevista en La Palmera, Barcelona, 1991, TVE 1 (España)]

Como vemos, se trata de una cita formulada oralmente, y de forma muy posterior a la primera cita recogida en inglés. El término no aparece documentado en CORDE, pero sí en OBNEO. La primera ocurrencia es dos años posterior a la anteriormente citada:

  • No me gusta ver a la gente en pelotas, afirma una bañista textil. Los que visitan la cala por primera vez tampoco ocultan su rechazo. Llevan toda la mañana enseñándolo todo y los niños se fijan, dice una zaragozana de mediana edad. [El Periódico (España), 27/08/1993]

La siguiente manifestación neológica recogida por el OBNEO es bastante posterior, de 2005, y en ella se atestigua que son los propios nudistas los que hacen uso del término (al menos en el caso del adjetivo sustantivado), para referirse a los que no lo son:

  • En Palos Verdes, algunos nudistas se perturbaron por la presencia de Clarín y hasta tuvieron un repentino ataque de pudor: una mujer, por ejemplo, que tomaba el sol completamente desnuda y frente a treinta desconocidos, se tapó los pechos con un sombrero y el pubis con un mano cuando descubrió que un textil (así llaman los nudistas a los no nudistas) la estaba observando. [Clarín (Argentina), 17/01/2005]

En otra de las citas se produce una referencia metalingüística, en cuanto que se define el término como una metonimia:

  • Cuando uno se acerca desde Garrucha hacia las playas de Vera, el conglomerado de urbanizaciones, hoteles, centros comerciales y, sobre todo, las obras paradas hacen presagiar un mar de fondo que a veces se complica porque la convivencia entre el turista textil —metonimia horrible— y el nudista y/o naturista no siempre es cómoda. [El País (España) 21/10/2011]

Los seis casos recogidos por el OBNEO para la lengua catalana se refieren a usos del adjetivo sustantivado, el primero de los cuales aparece datado en 2005.

En la mayor parte de las ocasiones, tanto en castellano como en catalán, cuando se hace uso del adjetivo sustantivado (es decir, cuando el término adquiere una mayor fuerza neológica por ser menos evidente la metonimia) se procede a su explicación, lo que invita a pensar que todavía sigue siendo un término poco frecuente o, en otras palabras, todavía argótico. Así ocurre, por ejemplo, en el último caso documentado para la lengua catalana:

  • Encara que menors, persisteixen en alguns llocs, on els tèxtils (els que porten banyador) s’incomoden per la presencia de cossos despullats [El País (España), 4/06/2015]

El castellano comparte con el catalán las mismas circunstancias de uso de la forma adjetiva y la nominal. Tanto el adjetivo como el sustantivo son términos argóticos, en cuanto que son usados por personas que comparten unas características como consecuencia de una afición; en este caso, el nudismo (el cual se suele entender como hipónimo del naturismo). En ambas categorías gramaticales se trata de expresiones coloquiales, ya que son términos argóticos no especializados. La diferencia de uso entre la forma adjetiva y nominal radica en los contextos en las que aparece el término: hoy en día parece haberse afianzado un uso del adjetivo asociado a espacios y un uso del sustantivo asociado a personas (si bien en los tiempos en los que irrumpió la forma neológica, el adjetivo también se usaba para personas). No es de extrañar que al ser el sustantivo un término argótico referido a las personas que no forman parte del colectivo (en definitiva, a «los otros») adquiera en algunas ocasiones una connotación ligeramente despectiva, aunque sin llegar a convertirse en un término tabú, más allá de considerar el ir vestido o semivestido como una conducta que, desde un punto de vista moral, resulta poco aceptable, supuestamente, para las personas nudistas, cuando esto tiene lugar en un espacio que es en su mayor parte nudista.

Luis Pegenaute
Universitat Pompeu Fabra (España)

textil m. y f. y adj.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *