Centro Virtual Cervantes
Lengua

La moda es un universo en constante evolución y las nuevas palabras creadas o tomadas prestadas para hablar de ella se acumulan cada temporada, y hay al menos dos temporadas por año e innumerables colecciones en cada una de ellas. La mayoría de los vocablos específicos de este ámbito son préstamos (ingleses sobre todo), y la necesidad de conocer a qué se refieren se demuestra en la gran cantidad de glosarios y vocabularios de la moda ofrecidos en la red. En esta ocasión, sin embargo, nos encontramos con un neologismo del mundo de la moda que no es un extranjerismo.

Fotografía de una mujer en un centro comercial
Foto: Flickr (Lauren Craig)

Básico es una nueva unidad léxica muy extendida desde hace tiempo en el campo de la moda. Se trata de un sustantivo masculino con la significación de ‘prenda’ o ‘conjunto de prendas de vestir que no participa de las variaciones de la moda y que se suele considerar imprescindible tener en todo momento en nuestro armario’. Son prendas atemporales, pasan las modas de cada temporada y ellas siguen estando y haciendo falta en el armario porque tienen la cualidad de combinar perfectamente entre ellas o con lo nuevo que aparezca.

El propio Diccionario de neologismos on line que ofrece el IULA ofrece una definición parecida y ejemplifica con un contexto de 2004 recogido por el Observatori: ‘prenda de vestir que se considera imprescindible en el vestuario personal y que suele ser lisa y de colores fácilmente combinables (como el blanco, el gris o el negro)’.

  • Tras un misterioso desencuentro en los talleres de Pertegaz, Fiz vuelve a hacer lo que mejor sabe: básicos desenfadados con mensaje. [El País (España), 10/09/2004].

El contexto más antiguo que registra el Observatori data de 1995:

  • Estoy convencido que el básico ha cumplido un importante papel a principios de los años noventa […] devolviendo la lógica al sector de la moda. [El País (España), 8/04/1995].

Aunque no haya más registros de este vocablo en el Observatori, su uso está muy extendido y no es difícil encontrarlo incluso en la prensa local diaria:

  • Es una de esas prendas que una tiene que tener sí o sí en su fondo armario. Camaleónicas y versátiles donde las haya, las cazadoras de cuero se han convertido en el básico ‘perfecto’, imprescindibles en cualquier look. [Sur (España), 22/11/2014]
  • Pantalones largos, cortos, vaqueros, piratas, bermudas o estampados forman parte también del amplio abanico de posibilidades estilísticas que ofrece la moda premamá. Todos ellos se convertirán en un básico de la moda premamá del armario de las embarazadas. [La Opinión de Málaga (España), 25/04/2015].
  • Ya es un básico y está en todas las pasarelas del mundo y los guardarropas del mundo, ahora también en pantalones, que tras larga ausencia vuelven al ruedo. [Clarín (Argentina), 2/07/2015].
  • Renueva tu look con estos básicos del verano. No es necesario invertir mucho para transformar tu armario. Con unos cuantos básicos puedes lograr conjuntos espectaculares. [El Comercio (Perú), 27/01/2014].
  • Nunca podrá faltar un pantalón negro […]. «Es un básico que siempre debe tener una mujer porque combina con todos los colores y le brinda elegancia a cualquier prenda», dice el periodista de moda Juan Carlos Giraldo. [El Tiempo (Colombia), 28/02/2014].

Este mismo neologismo se documenta en catalán por primera vez, según la Neolosfera, en 1996 y muestra dos contextos en los que se usa en plural ya que, como comenta en sus observaciones, sospechan de un posible origen inglés donde aparece en plural para referirse a los aspectos o requisitos esenciales de una situación.

Básico se ha formado mediante el procedimiento de conversión sintáctica, con el que se ha producido un cambio de categoría gramatical, una sustantivación del adjetivo básico -ca presente en todos los diccionarios. Desde este punto de vista es un neologismo por cambio gramatical sin modificación formal de la base léxica.

Por otra parte, se puede detectar una modificación de la significación de la base léxica, pues aunque sigue participando del sentido aportado por el adjetivo de origen (especialmente el sentido de ‘indispensable’, ‘esencial’ o ‘fundamental’ que suelen mencionar los diccionarios), amplía claramente ese significado original: ‘se trata de una prenda de vestir que, además, posee unas características específicas (tejidos elementales, diseños sobrios y colores sólidos)’. Desde este punto de vista es un neologismo semántico, pues se produce una resemantización a partir del significado del adjetivo.

Esta modificación/ampliación del sentido original de básico -ca que se produce en la moda es muy frecuente encontrarla también en forma adjetiva (un polo básico, una camiseta básica, un pantalón básico, un pañuelo básico, incluso un armario básico), lo que nos hace pensar que primero se ha producido la resemantización o cambio de significado y después la conversión o cambio de categoría.

  • Ni tampoco a mujer alguna que no tire de camiseta básica de algodón […]. Sus outfits giran en torno a una prenda. No una prenda cualquiera, sino un básico imprescindible: la (t-)shirt blanca. [Telva (España), 16/05/2012].
  • Súmale a una camiseta básica de tirantes la prenda estrella de la temporada, la falda lápiz, y obtendrás un equipo invencible. [El Confidencial (España), 14/05/2014].
  • Sujetador básico con foam efecto balconette. [Web de Love Store (España), 22/06/2015].
  • Polo básico color marino, con cinta a contraste en cuello y mangas. [Web de Roberto Verino (España), 22/06/2015].

El uso del neologismo básico se ha extendido tanto en el mundo de la moda que ya no se refiere solo al vestuario, sino también a sus accesorios y complementos. En realidad, ha adquirido tal amplitud en su designación que, aun manteniendo su significación de partida, ya se emplea para denominar todo aquello que es imprescindible que forme parte de un conjunto de elementos del mismo tipo (un vestuario, sus complementos o, incluso, un kit de maquillaje). Así, por ejemplo, encontramos un rizador de pestañas como un básico de un neceser:

  • Aunque parece un instrumento de tortura, el rizador de pestañas es un básico en tu neceser y te ayudará a potenciar la belleza de tu mirada. [La Opinión de Málaga (España), 10/06/2015].

Y a un director de cine como un básico del cine malagueño:

  • Fallece a los 74 años Miguel Alcobendas, un básico del cine malagueño. [La Opinión de Málaga (España), 15/09/2014].

Puede observarse que, como suele ocurrir en muchas ocasiones, para cuando el neologismo básico del mundo de la moda aparezca en las obras lexicográficas necesitará de más de una acepción. Por ahora, no ha sido tenido en cuenta por el DRAE23, ni aparece en Clave, Alvar1, Alvar2, DEA2. Solo lo encontramos en NEOMM considerado como adjetivo y nombre masculino y definido solo como prenda de vestir imprescindible, de colores lisos y muy combinables.

Manuel Fernando Pérez Lagos
Grupo NEOUMA
Universidad de Málaga (España)

básico m.
Etiquetado en:    

Un pensamiento en “básico m.

  • 11 noviembre, 2015 a las 07:03
    Enlace permanente

    Magnífico!. Esta sección constituye un aditivo lingüístico utilísimo, dentro y fuera del mundo académico. Como catedrático (jubilado) de lengua española, me llama la atención el aspecto dialectal de estas calas. Sería interesante ver su frecuencia de uso tanto en el español peninsular como latinoamericano. Lo mismo de manera pluri-modal, tanto en la prensa escrita como en la oral y en el eje diastrático.

    Felicitaciones

    Jorge E. Porras
    Sonoma State University
    Rohnert Park, CA. EEUU.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *