Centro Virtual Cervantes
Lengua

Son por todos conocidas las canteras de grandes equipos como el Barça o el Madrid, ya que son el trampolín que impulsa a las futuras estrellas hacia el mundo profesional. Sin embargo, no todos los equipos tienen cantera, ni en todos los deportes se da el salto de esta forma: en algunos se hace mediante draft, un proceso de selección de jugadores para que se incorporen a una liga profesional o para que cambien de equipo.

Fotografía de un balón de baloncesto que acaba de ser encestado.
Pexels

Hay distintos tipos de draft, pero el más conocido es el draft de entrada, que es el proceso mediante el cual los equipos de una liga escogen a los nuevos jugadores que darán el salto al deporte profesional. Así, los equipos, por turnos, van seleccionando un jugador de un grupo de jugadores elegibles y, tras escoger a uno, el equipo recibe los derechos exclusivos de firmar un contrato con él. Los requisitos para ser seleccionado en un draft varían según el deporte y han ido cambiando con los años, pero en general es indispensable ser mayor de diecinueve años y haber jugado por lo menos un año en una liga universitaria. Aunque hay drafts en varios deportes y países, desde la liga de críquet de India hasta la de hockey de Rusia, pasando por la de rugby de Australia y la NBA de los Estados Unidos, cabe destacar que, en español, en todas las variedades, casi siempre se usa para referirse a esta última, probablemente porque las otras prácticamente no se mencionan en los medios de comunicación.

  • Después de haber sufrido muchos problemas durante los últimos meses a causa de una fascitis plantar, el jugador elegido por los Wizards de Michael Jordan en el puesto número 40 del último draft, concluyó de manera estelar el Mundial. [El País (España), 09/09/2002]
  • Rubio pulverizó todos los récords como jugador juvenil y su talento no pasó inadvertido para los Wolves, que lo eligieron con el número cinco en el draft de 2009. [La Vanguardia (España), 03/06/2011]

La voz se empezó a usar en inglés a finales del siglo xix para hacer referencia a este proceso de selección en el béisbol, aunque no se implementaría en la NBA hasta 1947, y deriva del verbo inglés to draft, que, según el diccionario Merriam-Webster, tiene el significado de «escoger un elemento, ya sea persona, animal o cosa, de un grupo mayor para un propósito u objetivo en concreto». En español aparece documentado por primera vez en el OBNEO en 1989, pero seguramente ya se empleaba con anterioridad; la voz se usa directamente en inglés sin ninguna variación ni en su pronunciación ni en su escritura, ya que en la lengua original tampoco las tiene. Debido a su amplia extensión, la Fundéu recomienda escribirlo en redonda y en minúscula, y así es como lo vemos escrito en periódicos especializados del ámbito deportivo, tales como el AS o el Mundo Deportivo, así como en otros cuyo ámbito de acción no es el peninsular, como La Jornada o Página/12 

  • Esta madrugada de jueves a viernes (01:00, Movistar+ Deportes) se celebra en Nueva York el draft de la NBA. [AS (España), 19/06/2019]
  • El número uno del draft, que reaparecerá este miércoles ante San Antonio, ha cambiado su forma de andar y correr para prevenir futuras lesiones. [Mundo Deportivo (España), 21/01/2020]
  • No nos vamos a apresurar, queremos esperarnos al draft y ya terminado veremos lo que podemos sumar del exterior. [La Jornada (México), 07/06/2017]
  • Antes de comenzar el juego, los organizadores proyectaron un video que resumió la trayectoria de Bryant desde que Charlotte Hornets lo eligió en el puesto 13 del draft de 1996 hasta su último título con Los Angeles Lakers. [Página/12 (Argentina), 17/02/2016]

De hecho, su uso está tan extendido que la Fundéu ha acabado publicando un artículo donde recomienda alternativas para drafteado, un neologismo derivado de la voz draft. Dado que su significado no es transparente ni fácilmente deducible para un hispanohablante, es habitual que, a medida que se va acercando la fecha del draft, los periódicos incluyan algún artículo en el que se explica su funcionamiento, así como la historia de por qué se implementó en la NBA y cómo sus normas han ido variando a lo largo del tiempo.

A pesar de ser un neologismo de uso muy extendido, la voz no aparece recogida en el Diccionario de la lengua española ni en otros diccionarios como el Clave o el Diccionario de uso del español de América y España. Las obras que sí que la recogen son el Alvar2, el DUE y el DEA, que la definen como el proceso de selección de jugadores que pasaran a formar parte de la NBA, una definición con la que excluyen a las demás ligas en las que también hay un draft.

En el caso de las lenguas vecinas, al igual que en el español, los principales diccionarios normativos no recogen la voz, aunque sí que la usen sus medios de comunicación. Así, no la encontramos ni en el Diccionari de la llengua catalana (catalán), ni en Le Grand Robert de la langue française (francés), ni en el Vocabolario della lingua italiana de Lo Zingarelli (italiano). Tal vez, viendo hasta qué punto está extendido el uso de la voz, el español podría considerar incluirla en su diccionario normativo por excelencia. Sería todo un triple sobre la bocina.

David Buesa
Observatori de Neologia
Universitat Pompeu Fabra (España)

draft m.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *