Centro Virtual Cervantes
Lengua

El neologismo microteatro es sin duda una palabra transparente tanto en su significado como en su forma. Se trata de un sustantivo masculino derivado (de micro– y teatro), creado mediante prefijación, recurso muy habitual para la creación de neologismos, y que literalmente lleva al significado de ‘teatro (en formato) pequeño’.

Fotografía de una mácara veneciana.
Google Images

Su valor neológico no se extiende a toda la carga significativa de la voz teatro. Esto es, microteatro no es ni ‘sitio o lugar en que se realiza una representación teatral’, ni ‘escenario o escena’ (DRAE23, s. v. teatro), si bien el espacio y, también, el tiempo escénico, el compartido por actores y espectadores, son dos recursos que están esencialmente conformados en la fase espectacular de la representación de un microteatro, ya que este se representa en tiempo y espacios reducidos, breves.

La definición de microteatro podría entenderse, según los usos, con dos acepciones que están ligadas al carácter estrictamente artístico: el de la representación de varias obras dramáticas breves y el de la composición de dichas obras dramáticas breves. Si bien, estas definiciones necesitarían, para abarcar toda la conceptualización de esta representación y composición teatral, algún tipo de observación cultural sobre el significado o ejemplo de uso para aclarar la definición, en tanto al comportamiento de la palabra dentro de su entorno léxico natural.

Algunos ejemplos presentes en los contextos recogidos por el Observatori de Neologia sirven para contextualizar la primera acepción relacionada con la representación teatral:

  • Solo 20 personas podrán ser testigos de lo que sucede dentro de cada estancia e irán rotando por las diferentes funciones de microteatro. [El Sur (España), 01/02/2013]
  • Como ejemplo de esto último, dijo que en España han surgido los ‘microteatros’, donde la gente acude a ver una función de 10 o 15 minutos, por la que paga uno o dos euros. [El Sur (España), 01/08/2013]
  • Asimismo, la semana que viene, estrena una obra de microteatro (funciones de un cuarto de hora). [La Vanguardia (España), 13/02/2015]
  • Microteatro en 14 obras de 15 minutos cada una en espacios para 15 personas y con funciones continuadas. [La República (Perú), 28/01/2016]

Como vemos el valor de novedad representativa que incorpora el neologismo microteatro está vinculado a una función de tiempo breve («10 o 15 minutos»), poco público (quince o veinte espectadores) y en distintas y varias estancias (escenarios) reducidas, por las que van rotando los espectadores para asistir a distintas y varias representaciones (micro)teatrales («funciones continuadas»).

Este nuevo y complejo plan teatral nace en España en 2009 de la mano del director de teatro y televisión Miguel Alcantud. Se crea una nueva escenografía que saca al teatro (arte) del teatro (lugar). En su primera puesta en marcha: un antiguo prostíbulo de la calle Ballesta de Madrid, trece habitaciones, trece grupos de teatro, trece obras teatrales de diez minutos y un público de diez personas que rotaba por las distintas salas de escena.

El resultado fue un nuevo proyecto teatral y un neologismo para verbalizar el nuevo concepto de teatro: microteatro, en donde la intensidad del valor significativo no recae en la base léxica, sino en el elemento compositivo (micro-), como prefijo intensivo minorativo, tal y como ocurre en otras nuevas formaciones léxicas como microrrelato, microcuento o micromusical. El prefijo micro- en microteatro no condiciona significativamente que el tamaño atribuido a la base sea menor (no hablamos de un «teatro pequeño»), sino que este valor recae en las características asociadas a la base léxica: un teatro en un formato en donde se potencia que en el arte escénico «menos es más» y la cualidad estética reducida es más experimental que complaciente.

Por su parte, el éxito del proyecto artístico ha provocado una nueva acepción, vinculada a la composición. Reclamos de «talleres de escritura» de «cómo escribir un microteatro» nos traen muestras de este nuevo uso. Sirvan de ejemplo:

  • Profesores habituales proponen talleres de tres semanas en los que aprender a escribir autoficción, iniciarse en la escritura poética o lanzarse al microteatro. [El País (España), 29/03/2020]
  • Esa proximidad e inmediatez «es también mi mayor reto a la hora de escribir microteatro». [Diario de León (España), 10/04/2020]

Desde Madrid, el proyecto teatral se ha extendido y se ha ido consolidando por suelo español e hispanoamericano y, de la mano, el neologismo microteatro se ha ido acomodando como nueva voz entre las distintas variedades del español, en especial dentro de la lengua mexicana. Los medios de comunicación escritos, fieles a reflejar el uso de la lengua más actual y a desempeñar un papel difusor elemental, nos traen ejemplos de la innovación léxica desde 2011 en España y desde 2013 en México o Colombia. A saber:

  • Los distintos espacios escénicos, dicen los responsables de la velada, «ofrecerán descuentos y una programación marcada por la diversidad, desde las propuestas de la Compañía Nacional de Danza 2 en el Teatro de Madrid a las obras de microteatro para todas las edades en el espacio MicroTeatro por Dinero, por ejemplo». [ABC Cultura (España), 25/03/2011]
  • Llega a México una nueva forma de arte escénico: el Microteatro». [La Jornada en línea (México), 30/03/2013]
  • Actualmente actúa en De mí para usted, en formato de microteatro, que es toda una experiencia para él, acostumbrado a los tiempos largos de creación colectiva de La Candelaria y a obras más largas. [El Tiempo (Colombia), 07/12/2013]

No obstante, a pesar de que la voz se mantiene viva y en uso extendido, tal y como muestran los ejemplos encontrados en los medios escritos, la lexicografía no da aún cuenta de ella. Las obras editadas en fechas cercanas al uso del neologismo, como son el Clave, DEA, DRAE23 o NEOMM no la registran entre sus columnas. Por su parte, el Corpus del Español del Siglo XXI constata las fechas de primera documentación que aportamos y muestra cómo su uso ha ido aumentando en España y extendiéndose por nuevos países hispanoamericanos (en Perú y Venezuela, registros desde 2015; en Ecuador, registros desde 2016).

Si la voz sigue mostrando estabilidad en el uso, más pronto que tarde puede ser sugerida como entrada dentro del diccionario, si bien, a la luz de los usos, se mostrará como una voz propia de un lenguaje especializado y un uso restringido al arte escénico, pues ya hoy es un neologismo técnico que sirve para nombrar un nuevo concepto de acción cultural.

María Águeda Moreno Moreno
Universidad de Jaén (España)

microteatro m.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *