Centro Virtual Cervantes
Lengua

Desde las primeras décadas del siglo xx, en España, los escritores, y tal vez más los editores, disfrutaban de los beneficios que les proporcionaban las ventas de un best-seller, pues la primera documentación que encontramos de la palabra es en un artículo publicado en 1928 en la revista Avance. El diccionario académico no recogió la palabra hasta su edición de 1992, como best-séller, y a partir de la edición de 2001, best seller. Sin embargo, estos escritores y editores tuvieron que esperar a finales de los años ochenta para saborear el éxito más pausado de un longseller. La primera vez que se documenta es escrito todo junto:

  • Existe un desfase clamoroso entre el número de compradores del betseller —también longseller— y el nivel de formación científico de la sociedad mundial. Y no vale ampararse aquí en el manido «es un libro concebido para el gran público» porque, a partir de una introducción elemental manida en la que se desempolvan las distintas concepciones del Universo, se desemboca en una descripción farragosa de flechas del tiempo y tiempos virtuales, cuya compresión absoluta requiere en ciertos tramos algo más que una licenciatura. [Diario de Mallorca (España), 02/02/1989]
Pintura en la que aparece un libro en blanco abierto, con una silla, un árbol y un pequeño camino de hierba delante.
Pixabay

La palabra es un préstamo del inglés formado en la lengua inglesa por el adjetivo long ‘largo’ y el sustantivo seller ‘vendedor’ o ‘venta’, que junto significa ‘venta de un producto que se mantiene a lo largo del tiempo’. A diferencia del best seller, que indica que se venden muchos ejemplares de un producto en poco tiempo, con long seller la venta no es de grandes cantidades, pero en cambio se produce de forma continuada en el tiempo.

Así lo define, Alvar2, que es el único diccionario en España que lo recoge: «adj. m. Libro, disco filme, etc., que se vende durante mucho tiempo». Con este sentido lo encontramos en los siguientes ejemplos, escrito unas veces junto, longseller, otras con guion, long-seller:

  • Comercialmente los libros más destacados han sido un artefacto literario de características tan singulares como el Diccionario jázaro de Milorad Pavic; La Biblia de neón de John Kennedy Toole, la excelente primera novela del autor de La conjura de los necios, un conocido «long-seller» de la editorial; y ¡Ánimo Wilt! de Tom Sharpe, un autor con fieles lectores cuyo Wilt, otro veterano «long-seller», se ha visto aupado por el reciente estreno de su adaptación cinematográfica. [El Mundo (España), 24/06/1990]
  • En el camino, la mítica novela de Jack Kerouac (1922-1969) cumple 25 años y, como decía el anuncio, sigue tan campante. Según el editor de Anagrama, Jorge Herralde, que publicó por primera vez En el camino en 1986, se trata de uno de eso libros de venta segura, que se reedita periódicamente; lo que se llama un longseller. [El País (España), 21/05/2019]
  • Me encanta, además, que supongo que por ser verano y bajar el volumen de ventas, se cuele ese longseller maravilloso que es A sangre y fuego, de Manuel Chaves Nogales. [20Minutos (España), 16/09/2019]

Esta acepción se documenta en el español de América:

  • Interrogantes son lo que más tiene este profesor con fama de sabio y generoso, autor de un longseller local (Esbozo para una historia de la filosofía, 1977, rebautizado como Breve historia de la filosofía) y de títulos tan sugerentes como Desde las palabras, La experiencia moral, ética de la proximidad y Del bien que se espera y del bien que se debe. [cl (Chile), 25/05/2012]

Alvar1 también recoge en su diccionario la acepción de ‘autor de long-seller’ referido al escritor del libro cuya venta se mantiene de forma constante a lo largo del tiempo, y que también se documenta en varios ejemplos:

  • Ahora que hay tantos best-seller en la lista de éxitos y en los cuarenta principales de una Judicatura más movida que el vapor del Puerto en día de levante, el juez Márquez sigue siendo un long-seller, que se mantiene en sus trece, pian, piandito. [ABC (España), 18/03/1991]
  • ¿Es usted autora de best-seller? Me fastidia la etiqueta de best seller. Con frecuencia se usa de una manera irrespetuosa, como si el vender millones de ejemplares de un libro fuese un delito. Como si no hubiese muchísimas obras maestras de la literatura mundial que han sido best seller. Pero lo cierto es que lo soy. Un best seller y un long seller, dado que mis libros continúan vendiéndose a lo largo de los años. [El País (España), 16/05/1992]
  • El caso de Guadalupe Loaeza  es, por demás, emblemático. Periodista desde 1982, ha ascendido casi tan trepidante, artificiosamente como la literatura que Escribe copiosamente, aparece en televisión y radio, mima a sus lectores. No es longseller, pero vende: Las ñiñas bien ha tirado más de cien mil ejemplares, y algunos menos sus otros libros. Son todos escritos mestizos, a caballo entre la crónica de sociales, el periodismo y la narrativa. [Letras Libres (México), 31/03/2004]

Debido al escaso tiempo de que disfrutan las novedades editoriales para su venta en los escaparates y mesas de las librerías, al neologismo long seller le está costando asentarse en nuestra lengua, a diferencia de lo que sucedió con best seller que ha llegado a tener un término propio en español: superventas, que ya se documenta en la prensa en los años sesenta y que el diccionario académico recoge en su última edición de 2013. Algo parecido le ha pasado a este préstamo inglés en otras lenguas vecinas, únicamente lo encontramos registrado en el Vocabolario della lingua italiana de Lo Zingarelli publicado en 2007. Sí se han asentado otras palabras provenientes del inglés formadas por el adjetivo long– y un sustantivo, como longplay ‘elepé’. Últimamente está apareciendo, relacionado con el mundo comercial de las ventas, long-tail, que consiste en un modelo de negocio, también aplicado al campo editorial, y que Amazon está poniendo de moda, en el que se venden pocos libros pero de muchos autores.

Mario Pedrazuela Fuentes
Nuevo Diccionario Histórico del Español – Real Academia Española (España)

long seller m.

Un pensamiento en “long seller m.

  • 28 febrero, 2020 a las 01:57
    Enlace permanente

    Si. Aceptamos todo. Lo leemos en un periódico o en una revista y lo damos por bueno desde el primer momento, empleándolo en el siguiente escrito que nosotros hagamos. Ya lo estamos dando óxigeno. Como en esto soy intolerante, me puedo permitir decir que nos podríamos hacer entender de igual forma empleando solo el español. Claro que para eso hay que conocerlo un poco más y no avergonzarse de emplearlo. Ahora para entenderse en español hay que empezar a tener alguna noción de inglés.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *