Centro Virtual Cervantes
Lengua

El neologismo postureo surge de adjuntar a la base postura el sufijo –eo, que habitualmente forma nombres derivados de verbos con el sentido de ‘acción y efecto’ (coqueteo, de coquetear; goteo, de gotear; veraneo, de veranear; etc.). No obstante, en el caso de postureo nos encontramos ante un derivado denominal que, aunque no procede de verbo, mantiene el valor de iteración o duración. Otros casos similares a postureo son los neologismos monitoreo (de monitor) o artisteo (de artista).

postureo de chica
Pixabay

En la base de datos del Observatorio de Neología se viene recogiendo esta voz desde el año 2006, aunque se documenta de manera más frecuente a partir de 2012:

  • Algún postureo parecería por esa razón de recibo. [El País (España), 17/05/2006]
  • Rechazo al postureo: ves a The Coronas en foto o en sus vídeos y enseguida te das cuenta de que son cuatro tíos de lo más normales, sin ningún interés por epatar. [Shangay Express (España), 10/12/2012]
  • No necesitáis que os haga una introducción de lo que es el postureo, que si vivís en esta ciudad bien sabéis de sobra a que me refiero. [BCN més (España), 14/02/2013]
  • Muchos nos tememos que [el PP] habrá desdibujado absolutamente la ILP y habremos comprobado cómo su aceptación a trámite se convierte en una impostura —en un postureo— por parte del Gobierno. [El País (España), 03/04/2013]

Según Wikilengua, postureo expresa formas de comportamiento y de pose, más por imagen o por las apariencias que por una verdadera motivación, y se registra especialmente en el ámbito de las redes sociales y de las nuevas tecnologías. Así, por ejemplo, en Facebook existen dos páginas llamadas Postureo español y Postureo filológico. Lo cierto es que, si bien se forma a partir de la voz postura, postureo entronca semánticamente con pose (‘postura poco natural y, por extensión, afectación en la manera de hablar y de comportarse’) y se emplea con un sentido que oscila de lo irónico a lo despectivo, tal como se observa más arriba.

Además, la familia léxica de postureo se nutre de otras voces como posturear, posturista o posturismo, también neológicas, que denotan los significados de ‘actuar con postureo’, ‘el que actúa con postureo’ y ‘actitud o conducta del posturista’, respectivamente.

De un lado, el verbo posturear se crea a partir de la base postura y el sufijo –ear, bastante productivo a la hora de crear verbos factitivos y, más frecuentemente, iterativos (apedrear. vocear) o durativos (guerrear, pasear), sobre bases nominales. Se presentan, a continuación, algunos casos documentados:

  • Podemos comenzar a posturear de forma descontrolada, pero ¿cómo se hace? [GQ (España), 29/01/2013]
  • La inmensa mayoría de las ‘celebrities’ utilizan su cuenta de Facebook o Twitter para ‘posturear’. [El Mundo (España), 19/11/2014]
  • Habría podido ir a cualquiera de los otros partidos, porque yo voy a trabajar y no a posturear. [Diario de Ibiza (España), 15/02/2015]

De otro lado, hallamos posturista, creado a partir del sufijo –ista (que significa, en este caso, ‘partidario de’), como nombre y también como adjetivo, según se muestra en los siguientes ejemplos:

  • El de ‘posturista profesional’ seguramente sea un oficio catalogado ya en la Edad Media, porque cualquiera, sin importar la edad, ve reflejado a alguien conocido entre los adeptos de esta actitud que se ha convertido casi en una forma de vida. [Diario de Sevilla (España), 7/04/2013]
  • Mi yo posturista quiere mostrar algún plato bonito, pinturero y resultón. [El País (España), 8/05/2014]

Finalmente, el sustantivo posturismo, formado a partir del sufijo –ismo (‘doctrina’), también se registra en la prensa:

  • La mayor parte del tiempo se lo pasaron en las aguas termales de un hotel, haciendo posturismo, poniéndose y quitándose kimonos y toallas. [El Periódico (España), 7/12/2010]
  • La criatura nos ha proporcionado uno de los repertorios más cutres de su apelmazado y patético posturismo. [El Periódico (España), 19/02/2012]

En la actualidad, ninguno de estos ítems léxicos encuentra acomodo en diccionarios generales del español, ni tampoco en diccionarios de neologismos. No obstante, desde la prensa se ha reivindicado su índole neológica:

  • El sustantivo postureo y el verbo posturear, con los que se alude a la adopción de ciertos hábitos, poses y actitudes más por apariencia que por convicción, son neologismos bien formados que siguen el paradigma de ningunear/ninguneo, flirtear/flirteo, menear/meneo y muchos otros. [La Vanguardia (España), 5/09/2014]

Llama la atención que en el Observatori de Neologia no se recojan casos de las voces estudiadas en América, donde se documentan, entre otras, para postureo, figureo, careteo, caretaje (Argentina) o pose (Chile, México); para posturista, posudo, pantallero (Colombia), poser (México), januchera (oriente de Bolivia) o figureti, careta (Argentina); y, para posturear, ser posero (Chile), ser farol (Yucatán) o caretear, figurar, jetear (Uruguay).

En definitiva, al aparecer fundamentalmente en el etéreo orbe de las redes sociales, dudamos de si postureo llegará a formar parte de la macroestructura de los diccionarios del español. Parece, más bien, que su uso, restringido al ámbito peninsular —según los datos manejados— y tan de moda en nuestros días, caducará de manera inminente sin dejar rastro lexicográfico.

Marta Torres Martínez
Universidad de Jaén (España)

postureo m.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *