Centro Virtual Cervantes
Lengua

Hoy en día, además de informarnos sobre la actualidad nacional e internacional, los medios de comunicación también nos entregan información sobre las actividades y la vida privada de personajes públicos y famosos como actores, cantantes, deportistas, modelos, presentadores de televisión, entre otros. Este género periodístico, que cuenta tanto con seguidores como con detractores, se conoce como prensa rosa, es decir, la ‘prensa dedicada a informar sobre temas relacionados con la vida privada y amorosa de personajes públicos o de cierta importancia social’ (VOXUSO).

Relacionada con la cultura popular o sensacionalista, el propósito de la prensa rosa no es informar, sino más bien vender, conmover o emocionar, transmitir sueños, ilusiones y modelos de vida, ya que en ella todos son felices, ricos y realizan actividades que provocan placer, en otras palabras, viven ‘la vida color de rosa’. Además, a través de este tipo de prensa el lector siente que puede acceder a una parte de la intimidad de los famosos:

escaparate de revistas de moda
Pixabay
  • Aunque probablemente ella no lo busca, su vida privada está expuesta a un continuo debate en la prensa rosa. Por ello la primera visita, la de ayer, de Tita Cervera en la historia reciente del trofeo causó un revuelo insólito en un village vestido de duelo por el fallecimiento de Juan Antonio Samaranch. [La Vanguardia (España), 22/04/2010]
  • Desde que volvieron a la Argentina, la actriz Jimena Barón y su pareja, el extravagante delantero de Boca Daniel Osvaldo, viven entre los micrófonos de la prensa rosa y los de la pelota de fútbol. [Clarín (Argentina), 6/03/2015]
  • La prensa rosa es una cosa fea. La gente se preocupa de los mundiales de fútbol y de los amores de Fulana con Fulano…yo estoy asustado. [La Vanguardia (España), 16/08/1998]

El neologismo prensa rosa corresponde a una unidad formada por sintagmación, en la que el adjetivo relacionado con un color modifica al nombre para denominar un tipo particular de prensa, al igual que en otras unidades como prensa amarilla o prensa amarillista (ambas recogidas en el DRAE23 como ‘prensa caracterizada por el cultivo del sensacionalismo’). A diferencia de estos sintagmas, prensa rosa no aparece documentado en el DRAE23; sin embargo, el adjetivo rosa presenta en el diccionario académico una acepción relacionada con los medios de comunicación: ‘Que tratan de asuntos amorosos o relativos a la vida privada de personas famosas o conocidas por su frecuente aparición en estos medios’.

Este sintagma neológico coexiste con su variante prensa del corazón; de hecho, fuentes lexicográficas como Alvar2 y VOXUSO documentan ambas variantes. En el DEA, en cambio, sólo se encuentra documentada la unidad prensa del corazón; y en el Clave, al igual que en el DRAE23, el adjetivo rosa presenta una acepción referida especialmente a la prensa o a una revista con el significado mencionado anteriormente. Se observa así una diversidad de criterios al momento de incorporar este sintagma en una fuente lexicográfica.

En otros idiomas también se manifiesta esta diversidad en relación con la denominación de este tipo de prensa. En italiano se denomina cronaca rosa a este género periodístico; de hecho, el diccionario del periódico La Repubblica la define como «quella che riguarda la vita privata dei personaggi famosi, spec. con riferimento a fatti amorosi». Sin embargo, actualmente también se utiliza el préstamo gossip para referirse a temas relacionados con los famosos o con personajes públicos: articolo di gossip, riviste di gossip. El diccionario Larousse, para el francés, registra magazine, presse people, presse populaire à sensation para este tipo de prensa, mientras que en inglés se le denomina celebrity magazine, gossip magazine, tabloid journalism y tabloid press. Como se observa, el inglés y el francés recurren a adjetivos relacionados con los chismes o las celebridades, mientras que el español y el italiano utilizan el adjetivo rosa, asociado generalmente con lo femenino, y el sintagma del corazón (en el caso del español) para referirse a este género periodístico.

El origen de este tipo de prensa se encuentra en la antigua sección periodística denominada «crónica de sociedad» o «ecos de sociedad», en la que se informaba sobre los matrimonios, puestas de largo, fiestas, vacaciones, enfermedades y otros acontecimientos sociales de famosos y de personas de la alta sociedad. Actualmente se le critica porque muchas veces no existen pruebas de lo que se insinúa o de la información que se entrega, lo que puede provocar conflictos personales e incluso judiciales, como se puede apreciar en los siguientes contextos:

  • Medina, presentadora del programa de prensa rosa con más audiencia del país, fue sentenciada por un tribunal de Lima por haber difamado en una publicación que ella dirige al delantero del Hamburgo alemán, a quien acusó de haberse fugado de una concentración de la selección peruana para ir de copas en vísperas de un importante partido frente a Brasil. [El Colombiano (Colombia), 17/10/2008]
  • La Princesa Victoria, heredera de la Corona sueca, ha criticado a la prensa sensacionalista —en particular a la prensa rosa alemana— así como los fotomontajes y falsedades que, según ella, se han publicado sobre su vida. [ABC (España), 10/11/2003]

Por otra parte, además de la prensa escrita, durante los últimos años también se ha observado la aparición de programas de televisión en los que se tratan asuntos relacionados con la vida privada de los famosos. Estos programas relacionados con la farándula también han dado lugar a la aparición de neologismos como opinología y opinólogo, este último para referirse a la persona que opina sobre un tema como si fuera un especialista.

Por lo tanto, dada la popularidad que ha ido adquiriendo este género periodístico denominado prensa rosa y la diversidad de formas de documentar lexicográficamente esta unidad léxica, se considera necesario unificar criterios e incluir este neologismo formado por sintagmación en el Diccionario de la lengua española, al igual que su variante prensa del corazón, como ya han hecho otras fuentes lexicográficas del español.

Paola Cañete González
Red Antenas Neológicas
Universidad de Concepción (Chile)

prensa rosa f.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *