Centro Virtual Cervantes
Lengua

Aunque la voz salvapatrias parece un neologismo surgido en la situación política actual, se trata de una unidad léxica documentada desde hace varias décadas. Ha sido utilizada desde los años ochenta del siglo pasado para nombrar a todo aquel que se ha erigido, con intereses personales y partidistas, como protector y defensor de un país que considera que está amenazado, para lo que trata de imponer un nuevo orden social sin renunciar a la violencia, a la mentira o a la supresión de los derechos de los ciudadanos a los que dice defender.

Fotografía de la estatua monumental levantada sobre la colina Mamáyev Kurgán en Volgogrado.
Pixabay

Los primeros usos del término aluden mayoritariamente a golpistas y dictadores de épocas pasadas de la historia de España; después se utilizó el compuesto para nombrar a los miembros pertenecientes a la banda terrorista ETA. En la actualidad y dado el surgimiento de nuevas formaciones políticas que compiten con los partidos tradicionales, designa con frecuencia a políticos de todas las ideologías que, bajo diferentes orientaciones y con muy distintos intereses, dicen defender a España de las ideologías más exageradas, vehementes y extremistas. El Observatori de Neologia registra esta voz desde 1989 y documenta su uso en los diferentes contextos que ha tenido a lo largo de su historia:

  • Semejante concepción de la cepa familiar (que es, a la vez, cepo donde se pilla los pies el adversario político o moral, reducido a la consideración de mísero rebelde) como cantera de salvapatrias sucesivos o simultáneos, democráticos o no. [El País (España), 27/04/2003]
  • Para que se impida que en este país vuelva a haber un chaval que coja una pistola, mate al que piense diferente y alguien lo convierta en un salvapatrias [Hoy por Hoy-Cadena Ser (España), 20/10/2016]
  • Para la viuda supone una satisfacción que, de los tres etarras que acabaron con su marido, «dos se han arrepentido, y saldrán de la cárcel con el trabajo hecho, sin creerse salvapatrias». [El País (España), 22/00/2019]

Por los datos que ofrece la documentación americana, parece que se trata de un término adscrito, sobre todo, al español europeo, pues, aunque se encuentra al otro lado del Atlántico, el número de ejemplos es mucho menor (Corpus del Español Now, CORPES):

  • Y el ciudadano se hace más y más pasivo, y esa desolación… esa impotencia… es terreno abonado para las ideologías nacionalistas; y los incautos ciudadanos ven en los salvapatrias y nacionalismos una desesperada solución. [EntornoInteligente (Venezuela), 10/09/2017]
  • El órdago del joven «salvapatrias» gabonés se suma a la veintena de intentonas golpistas que han fracasado durante la última década en África, la región del mundo históricamente más castigada por esa lacra. [Diario Digital Nuestro País (Costa Rica), 12/01/2019]

El neologismo salvapatrias es un compuesto léxico, propio, ortográfico, univerbal o verbonominal, esto es, constituye una unidad gráfica y acentual. Está compuesto por la forma verbal salva (presente en compuestos como salvabarros, salvamanteles, salvavidas, salvapantallas) en el sentido de ‘proteger o resguardar de un peligro’ y por el sustantivo patrias (en plural, pues no se desea especificar el objeto de la salvación), que actúa como complemento directo del verbo. Como la mayoría de los compuestos verbo + sustantivo plural que designan personas (limpiabotas, trotamundos, recogepelotas, guardabosques, matasanos, chupatintas), se trata de un sustantivo común en cuanto al género que puede usarse como singular o como plural: el/la/los/las salvapatrias.

Por otro lado, y aunque su significado puede deducirse en parte de sus elementos compositivos, es un neologismo que presenta una valoración peyorativa, irónica o humorística, pues el salvapatrias no protege a la patria ni la preserva de peligro alguno, sino que él mismo constituye el riesgo o la amenaza para esta:

  • […] que los pueblos libres no necesitan que nadie decida por ellos, que los salvapatrias no tienen sitio en las sociedades democráticas. [La Vanguardia (España), 18/03/1989]
  • Y lo más grave, es que estos salvapatrias cobran sueldazos por no hacer nada, mientras muchos honrad@s zamoran@s sufren la crisis en sus carnes, han perdido sus empleos y subsisten de la caridad de unos pocos. [La Opinión de Zamora (España), 01/05/2009]
  • Nadie está libre de pecado y ninguno de ellos puede presumir de que en sus filas no hubiera algún sinvergüenza, que los hay en todos lados, incluso en los partidos de nuevo cuño que ahora vienen repletitos de salvapatrias (al tiempo). [La Opinión de Málaga (España), 01/02/2016]
  • Esta causa llegará a los tribunales europeos e internacionales y la ganaremos, que lo tengan claro los salvapatrias de la unidad de España. [La Vanguardia (España), 13/02/2019]

Siguiendo este patrón de composición, se han generado otros similares como salvademocracias, salvamundos o salvapueblos:

  • Difícilmente se encontrará, en la cultura occidental, una manifestación tan singular —híbrido del movimiento indignado y de la izquierda retroprogresista— de demagogia salvapueblos y salvademocracias. [ABC (España), 05/07/2014]
  • Por lo menos la prensa calvinista no es pretenciosa; no irrumpe en la vida de sus pueblos, de sus lectores, con tarjetas de presentación evangelizadoras; no toma todos los días los kioskos con grandilocuentes cabeceras salvapatrias, salvaverdades, salvaderechosalainformación, salvapueblos, en un paradigma diario de hipocresía impresa en papel que se va amontonando en las hemerotecas como los residuos sólidos urbanos en los basureros. [Mundiario (España), 26/08/2014]
  • Mientras tanto, aún ganarán muchas batallas los salvapatrias independentistas o los salvamundos como Trump. [El Periódico de Aragón (España), 11/02/2017]

No se ha registrado la forma en los diccionarios de neologismos ni en los diccionarios de uso (tampoco en el CORPES XXI), salvo en Alvar2 que la define como ‘persona que aparenta una gran generosidad para resolver un asunto difícil de interés general, pero que lo hace en su propio beneficio o con unos resultados negativos’.

En los diccionarios de las lenguas vecinas (Duden Wörterbuch, Cambridge Dictionary, Dizionario Hoepli della lingua italiana, Dicionário Priberam da Língua Portuguesa) tampoco se encuentra el neologismo, si bien parece, al igual que ocurre en español, que los medios de comunicación sí han acogido la nueva formación:

  • Questi ieri ha dichiarato ufficialmente che entro tre mesi il Paese avrà un nuovo Capo di Stato, inutile aggiungere che si chiamerà Al Sisi, il salvapatria. [Contropiano (Italia), 14/01/2014]
  • Un leader che, agli occhi di Travaglio, è e può continuare ad essere, il portabandiera di un «battaglie epocali» e «innovative riforme» perorate dai Cinque Stelle, e poco importa se il loro cavallo di Troia, il reddito di cittadinanza, si è risolto in un mezzo bluff che ha deluso destinatari e non del non proprio munifico provvedimento sbandierato alla vigilia delle prime erogazioni come il sussidio «salva patria» antidoto a disoccupazione e indigenza. [Secolo d’Italia (Italia), 31/05/2019]
  • Traidores eram também as denominações dadas pelos «salva pátrias», por Hitler, por Maduro, por Bolsonaro e por Erdogam às pessoas que pensam de forma diferente deles e que propunham outras soluções para os seus países. [pt (Portugal), 04/06/2019]

Los datos indican que la situación política actual a través de los medios de comunicación y de las redes sociales ha revitalizado un término que, aunque bien documentado, había disminuido su frecuencia en los últimos años. Sin duda alguna, una buena muestra de la renovación léxica a que continuamente está sometido el español.

M.ª Ángeles García Aranda
Universidad Complutense de Madrid (España)

salvapatrias m. y f.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *