Centro Virtual Cervantes
Lengua

El cambio de los métodos de venta y el reclamo e ingenio de las compañías publicitarias se conjugan para dar a conocer novedades y productos a través de nuevos formatos. El showroom es uno de estos nuevos formatos en el que las marcas optan cada vez más por un tipo de espacio privado en el que una selección de invitados disfruta de los nuevos productos. El neologismo que nos ocupa, showroom, es un préstamo directo del inglés formado por composición del verbo (to) show, ‘mostrar’ y el sustantivo room, ‘habitación’. Ese es precisamente el principal objetivo de un showroom,mostrar productos en una habitación o sala configurada para ello’. Si bien en los últimos años el vocablo se ha asociado en la mayoría de los casos al contexto de la moda, como podemos observar en los siguientes ejemplos su campo de aplicación excede el ámbito textil e incluye otros sectores como el automovilístico o el de la decoración de interiores. Así queda recogido en las ocurrencias del Observatori de Neologia desde el año 1995:

  • En este showroom podrás encontrar sus cinco colecciones: Quiosco, Twister, Banda, Sfera y Autómata. [Calle 20 (España), 1/05/2006]
  • Dentro, los diseños de la casa: muebles tapizados o en marqueterías fantásticas, showroom de telas exclusivas, como Ralph Laurent y otras, que están a disposición del decorador que los solicite. [La Vanguardia (España), 23/11/1996]
  • El próximo martes 13 a las 10:00 a.m. en el local de Euromotors, ubicado en la avenida República de Panamá, se realizará el showroom de Audi. [El Comercio (Perú), 11/06/2006]
Vista del mueble de un taller textil.
Pixabay

El Oxford English Dictionary define showroom como un ‘espacio utilizado para exhibir productos en venta, como electrodomésticos, automóviles o muebles’. En su edición digital lo define como una ‘gran tienda en la que se alienta a las personas a mirar los productos que están a la venta antes de comprarlos’. Otras de las definiciones dentro del mismo diccionario son: ‘sala grande en la que se presentan una serie de productos para su venta’ o ‘tienda de grandes dimensiones en la que las personas pueden ver los bienes antes de comprarlos’. Por último, el Oxford Spanish Dictionary lo define como un ‘salón de exposición y (ventas)’. Generalmente, los showrooms solo sirven para mostrar las colecciones y no para venderlas a priori, ya que no cuentan con un stock en el momento de su organización; sin embargo, como acabamos de ver en la mayoría de las definiciones anteriores, su significado incluye la venta de productos porque son salas de exposiciones con un claro fin comercial. Este sería, por ejemplo, el caso de la marca sueca IKEA, que exhibe sus productos en un showroom durante todo el año a aquellos clientes que los quieran comprar y por ello cuenta con un almacén donde los clientes pueden recoger los productos seleccionados del showroom.

Conviene señalar que este préstamo no aparece registrado en la mayoría de las obras lexicográficas del español consultadas: DRAE23, Alvar1, Alvar2, NEOMM y VOXUSO, lo que demuestra que se trata de una voz cuyo uso no está extendido. Tan solo hemos constatado su presencia en los diccionarios Clave y DEA. Esta ausencia puede deberse a que es una voz que todavía no ha sido adoptada por un número significativo de hablantes y a que su empleo se restringe principalmente a determinados contextos publicitarios y del mundo de la moda como podemos observar en los siguientes ejemplos tomados de la revista Vogue y del Diccionario de neologismos NEOMA (2016):

  • Firman las camisetas más buscadas de cada edición de la Vogue Fashion’s Night Out, presumen de musas en nuestras páginas y los acompañamos en proyectos tan personales como la apertura de un showroom, el rodaje de un fashion film o su puesta de largo en una pasarela internacional. [Vogue (España), 07/2014]
  • También se consideraron para el primer puesto showrooming—examinar un producto en una tienda para después comprarlo por internet— y ‘bitcoin’, una divisa digital con la que se pueden hacer transacciones sin necesidad de un banco central. [La Opinión (Murcia), 21/11/2013]

Como podemos observar en el último ejemplo, el sustantivo showroom puede derivar en otro sustantivo showrooming y en otra práctica que el Diccionario Cambridge online define como ‘forma de compra que consiste en mirar un producto en una tienda para luego terminar adquiriéndolo en internet a un precio más bajo’. Es sabido que un término está vivo cuando comienza a derivar naturalmente de las reglas de formación de palabras como es el caso de nuestro ejemplo: showroom, showrooming, showroomer. Como podemos observar se trata de una voz productiva en inglés, y presenta una serie de préstamos que también se ha importado al español. No obstante, al tratarse de un extranjerismo, las recomendaciones realizadas desde la Fundéu parecen declinar el uso de la voz showroom en favor de uso de la voz ‘salón’ o ‘sala de exposición’, aunque no hemos encontrado ejemplos de contextos de uso de estas unidades con estos nuevos significados ni en la prensa española ni en América Latina.

Las referencias del CREA no son muy numerosas. En el CORDE no se hallan ejemplos, pero si, en cambio, buscamos showroom en el CORPES, localizamos muchos casos. También lo recogen diccionarios de otras lenguas. En francés lo hemos encontrado en el Multi Dictionnaire de la Langue Française (2004) y en italiano, en el Grande Dizionario Italiano dell’uso (1999).

En resumen, quizás la ausencia del término en los repertorios lexicográficos del español, la falta de frecuencia de uso y su calidad de extranjerismo hacen de la voz una candidata a la exclusión del idioma español. No obstante, podemos constatar que el uso de los anglicismos es uno de los rasgos característicos del léxico español dentro de algunos sectores y parece imparable su progresión. Tal es el caso del ámbito designativo de la moda en el que es profuso y prevalece el uso de extranjerismos. Por citar algunos ejemplos: crep, vigoré, canále, bustier, tweed, minipull, pailletes, echarpe, body, látex, mohair, patchwork, cullotte, evasé, fashion, street-fashion, hot pants, t-shirt.

María Dolores Mondéjar Fuster
Universidad de Murcia (España)

showroom m.

Un pensamiento en “showroom m.

  • 23 octubre, 2018 a las 22:24
    Enlace permanente

    Excelente explicación de un neologismo/extranjerismo de uso muy frecuente en diferentes medios, haciendo claras referencias al CREA, CORDES y CORPES, e incluso consultando obras lexicográficas de otras lenguas.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *