Centro Virtual Cervantes
Lengua

Este substantivo femenino está formado a partir del adjetivo mediterráneo y el sufijo –dad, utilizado para formar nombres abstractos a partir de adjetivos, con el significado de ‘cualidad de’. Según el DLE, cuando el adjetivo de base al que se adjunta es de tres sílabas o más toma la forma -idad.

Paisaje costero mediterráneo.
Pxhere

El diccionario Alvar2 presenta la forma mediterraneidad bajo dos acepciones, ambas relacionadas con el mar: una se refiere al carácter mediterráneo y otra, a un espacio geográfico rodeado de tierra. El hecho de que estas dos acepciones concurran en una misma forma se debe a la etimología de la palabra latina mediterraneus, formada a partir de medius (medio) y terra (tierra).

En cuanto a la presencia del neologismo mediterraneidad en los repertorios lexicográficos del español, debemos decir que la forma solo aparece en Alvar2; y no aparece referenciada ni en el diccionario Clave, ni en el DEA, ni el DLE, ni en NEOMM ni en el VOXUSO, pese a que su primera aparición documentada en el Observatori de Neologia es de 1991, con un ejemplo relacionado con la condición de mediterráneo, que afecta a la luz, al paisaje, a la agricultura, a la gastronomía, a los habitantes de zonas bañadas por este mar (¡cuánto debe haber aportado a esta definición la canción de Joan Manuel Serrat de 1971!):

  • Los entendidos aseguran que Denia constituye el paradigma de la mediterraneidad, de la romanidad y de la bondad del ambiente… [La Vanguardia (España), 26/07/1991]
  • Luego también sentí que Alicante se parece más a Barcelona que a Valencia, como si compartiera con la capital de Cataluña una mediterraneidad más mesurada. [El País (España), 23/11/2004]

Es interesante observar que mediterraneidad es usado, también, con otro significado próximo, para hacer referencia a elementos artísticos que parecen retomar el clasicismo de las civilizaciones griega y romana y la idealización de los conceptos de orden, perfección y mesura recuperados por el neoclasicismo a principios del siglo xx:

  • La organización dice que los Jardins de Terramar escenifican los valores de civismo, cultura, paisaje, mediterraneidad y visión de país que encarnó el noucentisme. [La Vanguardia (España), 12/07/2017]

La segunda acepción de mediterraneidad, con más ejemplos recogidos en el Observatori, aparece ampliamente relacionada con la continentalidad boliviana y su reivindicación para recuperar el acceso al océano Pacífico, perdido tras la Guerra del Pacífico, en el siglo xix y la firma del Tratado de Amistad y Paz entre Chile y Bolivia, en 1904. Aunque esta acepción podría aplicarse también a Paraguay, en el Observatori no se ha documentado el uso de este neologismo referido a la no litoralidad de este país:

  • Lagos rechazó con vehemencia el intento de su homólogo boliviano, Carlos Mesa, de llevar a ese foro internacional el tema de la mediterraneidad y salida al mar. [El Sur (Chile), 22/02/2004]
  • El contencioso de la mediterraneidad entre Bolivia y Chile, por el que secularmente La Paz reivindica una salida al mar, que perdió en una guerra civil americana, podría hallarse cerca de una solución, según fuentes de la Corporación Andina de Fomento. [El País (España), 17/05/2006]
  • El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó hoy que en el mundo existe un “profundo sentimiento” de apoyo a la demanda marítima de su país, tras expresar Perú su solidaridad y comprensión con la situación boliviana de mediterraneidad. [Correo Perú (Perú), 27/06/2015]

Por lo que se refiere a la entrada de este vocablo en los repertorios lexicográficos de lenguas próximas, hemos encontrado esta forma en el diccionario catalán Gran diccionari de la llengua catalana, bajo la entrada mediterraneïtat, en la que se recoge solo la primera acepción de la voz y en el diccionario italiano Lo Zingarelli 2018, bajo la entrada mediterraneità, también definido según la primera acepción documentada en el diccionario español Alvar2 como ‘cualidad de mediterráneo’.

Los dos significados de mediterraneidad reafirman, sin duda, la trascendencia de la presencia del mar para el equilibrio de los países y sus habitantes, ya sea por razones económicas, ya sea por la tranquilidad que la cercanía del litoral puede proporcionar; hecho que debería hacer replantear su entrada en los repertorios lexicográficos de la lengua española.

Carme Bach
Universitat Pompeu Fabra (España)

mediterraneidad f.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *