Centro Virtual Cervantes
Lengua

La resistencia a los medicamentos, en particular a los antibióticos, se ha convertido en una amenaza para la salud pública. Así lo señalaba la Organización Mundial de la Salud en el informe Antimicrobial Resistance. Global Report on Surveillance (2014), donde se calificaba ya de emergencia médica que podía dar paso a una incierta era postantibiótica.

Microbios.
Pixabay

El fenómeno no es nuevo; de hecho, la resistencia antimicrobiana, es decir, la capacidad de un microorganismo para resistir los efectos de un antibiótico, se desarrolla desde el mismo momento en que este se empieza a emplear de forma masiva. Más reciente es la proliferación de las superbacterias, conocidas en los medios científicos como bacterias multirresistentes, por su resistencia no ya a uno, sino a múltiples antibióticos. Entre los factores que explican su expansión se señalan el consumo irresponsable de estos medicamentos, su empleo en la ganadería para mejorar la productividad o los residuos vertidos al medio ambiente por la industria farmacéutica.

Tales circunstancias, unidas a las noticias acerca de sus efectos —incluso letales— sobre la población, convirtieron a superbacteria en una de las candidatas a la palabra del año de 2017 de la Fundación del Español Urgente. Sin embargo, su uso se documenta ya en las dos últimas décadas del siglo xx, cuando aún se desconocía la magnitud de su impacto sobre la salud humana y se contemplaba como medio para combatir ciertas enfermedades o para la limpieza de áreas contaminadas:

  • Es la explicación del fenómeno de plagas imbatibles de «superbacterias», «superinsectos», «superratas», «supermicrobios»… No es más que el instinto de conservación que hay en todo ser vivo y que le lleva a adaptarse a toda sustancia bioquímica empleada para combatirla y arrebatarle la vida. [Diario de Burgos (España), 15/02/1979]
  • De hecho en el medio natural no hay necesidad de la existencia de este tipo de superbacterias, pues existen siempre poblaciones que denominamos mixtas formadas por distintas especies. [La Vanguardia (España), 02/03/1991]
  • El problema de la existencia de cepas microbianas resistentes a todos los antibióticos es real. […] Los expertos creen que este fenómeno es el último paso en resistencias bacterianas y que anuncia la posibilidad de que empiecen a proliferar las superbacterias. [El Mundo (España), 12/12/1996]
  • Científicos estadounidenses han secuenciado el genoma completo de este interesante microorganismo […] y esperan que lo encontrado permita optimizar su uso en la limpieza de áreas contaminadas por sustancias tóxicas y radiactividad. Además, los mecanismos utilizados por la superbacteria pueden llevar a mejores tratamientos contra el cáncer. [El País (España), 19/11/1999]

No es fácil catalogar el término superbacteria de calco del inglés superbug, por más que este conviva con el anterior en algunos textos en español:

  • Tal vez en España habremos oído hablar poco sobre las superbacterias —descontando honrosas excepciones—, pero en Estados Unidos el problema de las cepas bacterianas resistentes a los antibióticos, llamadas superbugs, ya es una alarma nacional que preocupa a los expertos tanto como el cambio climático. [es (España), 14/09/2015]

Como se apuntaba a propósito de superalimento en un Martes Neológico anterior, el prefijo super-, con valor intensificador, es compartido por el inglés y el español, lo que sin duda favorece la intercomprensión y la adaptación de los términos que lo incorporan, así como su adopción por parte de los hablantes.

Ahora bien, dada la productividad de este prefijo en español como elemento de intensificación, principalmente en contextos informales, nada impide que puedan crearse de manera paralela o independiente palabras similares en una y otra lengua. Así se desprende del primero de los ejemplos reproducidos en este artículo, donde superbacteria se incluye en una serie de la que también forman parte los términos superinsectos, superratas y supermicrobios.

En cualquier caso, parece evidente que se trata de una palabra acuñada en los medios de comunicación que se ha acabado instalando en todas las latitudes del idioma:

  • Descubiertas por científicos argentinos a 4500 metros sobre el nivel del mar y con poco oxígeno en su hábitat, viven las superbacterias. [La Nación (Argentina), 29/09/2010]
  • El resultado es que cada año más de dos millones de personas contraen infecciones serias y por lo menos 23 000 de ellas mueres. De estas, la infección conocida como MRSA […] mata a unos 11 000 pacientes por año, mientras una nueva superbacteria mata a 600. [El País (Uruguay), 19/09/2013]
  • La administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) presentó un conjunto de directrices para restringir el uso de antibióticos en vacas, pollos y otros animales de granja, con el fin de combatir el auge de superbacterias. [El Mercurio (Chile), 04/06/2015]
  • Aunque la gonorrea, la clamidia y la sífilis son las infecciones de transmisión sexual más típicas y conocidas, las autoridades de salud pública observan con preocupación la presencia cada vez más frecuente de cuatro bacterias y superbacterias. [El Comercio (Perú), 7/02/2019]

Ejemplos similares pueden encontrarse en otras lenguas románicas, entre ellas el catalán (superbactèria), el portugués y el gallego (superbactéria) o el francés (superbactérie). De hecho, uno de los primeros repertorios en incluirla fue el Dictionnaire de termes nouveaux des sciences et des techniques (1983) de G. Quemada. La sancionan también, como superbug, el Cambridge Dictionary, el Merriam-Webster o el Collins COBUILD Advanced English Dictionary, además de diversos recursos en línea para traductores como el English to Spanish Translation Dictionary, el Interglot Translation Dictionary o el Reverso Dictionary.

Por lo que respecta a la lexicografía en español, ninguno de los diccionarios generales consultados recoge por el momento el término superbacteria. Solo dan cuenta de él Alvar2 y el Diccionario de dudas y dificultades de traducción del inglés médico de Fernando Navarro, quien apunta: «En español, mejor que escribir sin más un coloquialismo del tipo superbacteria o supergermen […], en casi todos los casos será preferible recurrir a un nombre descriptivo del tipo de ‘bacterias multirresistentes’».

A pesar de estas reticencias de orden terminológico, no hay duda de que, por la creciente incidencia de estos microorganismos sobre la salud de la población y el medio ambiente, el neologismo superbacteria, teñido de informalidad, ha venido para quedarse.

José Antonio Moreno Villanueva
Universitat Rovira i Virgili (España)

superbacteria f.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *