Centro Virtual Cervantes
Lengua

El término tarjeta black nació en mayo de 1988 según reconoció la fundación de la antigua Caja Madrid, aunque no es hasta 2014 cuando este término cobró gran importancia con el descubrimiento de una investigación que acusaba a 86 consejeros de haber gastado 15,5 millones de euros de la empresa de forma indebida mediante el uso de estas tarjetas. Las tarjetas black eran un sistema ideado por los responsables de Caja Madrid para agradecer los favores a directivos y altos cargos de la entidad. Las recibían los consejeros y directivos y no se tributaba por ellas (ni la entidad ni ellos mismos), de modo que Hacienda no tenía constancia de su existencia. Estas tarjetas tenían límites de gasto según el puesto que se ocupaba y fueron utilizadas para gastar cantidades indecentes de dinero en todo tipo de compras, lo que provocó el hundimiento del banco Caja Madrid bajo la dirección de Miguel Blesa. Este caso de corrupción fue muy polémico, ya que España tuvo que rescatar a la entidad con dinero público, de modo que afectó a toda la población.

Tarjeta de crédito de color negro.
Pixabay

Se trata de un neologismo sintagmático formado por la unión del sustantivo tarjeta más el adjetivo black, ‘negro’, extranjerismo que proviene del inglés. Estas tarjetas son de color negro, adjetivo que es sinónimo de oscuro, sombrío, etc. El Collins Dictionary define black en su quinceava acepción como «secret; covert; hidden». Además, en el DRAE se recoge el término dinero negro haciendo referencia al dinero que no está controlado fiscalmente. Como podemos comprobar, el color de las tarjetas también está asociado con el carácter oculto del término, ya que eran secretas y no se tenía constancia de su utilización.

En los siguientes ejemplos extraídos de la prensa podemos observar que este término tiene muchas variantes sinónimas que alternan el adjetivo inglés black con otros adjetivos como negra, opaca y fantasma:

  • En el caso conocido en España como el de las “tarjetas black”, Rato y otras 64 personas estaban acusadas de desviar de las entidades Caja Madrid y Bankia […] mediante el uso de dichas tarjetas bancarias, de las que disponían a discreción. [La Gestión (Perú), 6/01/2018]
  • Un total de 83 consejeros de Caja Madrid y Bankia registraron gastos personales con las “tarjetas opacas” por más de 15 millones de euros entre 1999 y 2012. [La Nación (Argentina), 4/01/2018]
  • El exjefe de la Casa del Rey Rafael Spottorno utilizó la tarjeta negra de Caja Madrid para gastos personales de lo más variado, desde cuotas de un gimnasio […] y viajes. [El País (España), 5/01/2018]
  • En el caso de las tarjetas fantasma, fue el despacho británico el encargado […] de la defensa de los intereses de Bankia”. [20minutos (España), 9/01/2018]

Este término llega a ser tan conocido que se registran ejemplos en los que se omite el sustantivo, utilizando directamente el adjetivo black o al contrario, se mantiene el sustantivo, pero se reduce el adjetivo a su letra inicial:

  • El Supremo da luz verde a ejecutar los bienes de Blesa por la condena de las ‘black’. [Diario Sur (España), 10/01/2018]
  • Francisco Verdú acudió al Juzgado Central de Instrucción […] al no haber hecho uso jamás de la tarjeta B que le entregaron. [El Mundo (España), 3/01/2018]

Incluso se llega a crear la expresión vivir a todo black a partir del término, es decir, hacer lo que queramos sin tener que preocuparnos por el dinero que gastamos, ya que este es ilimitado:

  • Vivir a todo ‘black’: el cerebro de las tarjetas opacas recibió 389 entregas de efectivo y gastó 35.073 € en el súper. [Vozpópuli (España), 4/01/2018]

Como podemos comprobar, no existe consenso sobre cómo designar este neologismo y existen varias denominaciones en español, aunque todas mantienen en común que utilizan un adjetivo que es sinónimo de oculto.

Al realizar la búsqueda, la mayor parte de los ejemplos aparecían en prensa española y muy pocos en prensa americana, en los que los resultados se refieren al hecho ocurrido en España o hacen referencia a otro término americano black card de la entidad financiera American Express. Así, se han documentado tres significados para la misma unidad léxica. En primer lugar, encontramos el sintagma tarjeta black, que no se encuentra registrado en el DRAE ni tampoco está definido en los diccionarios de lengua inglesa. En segundo lugar, si consultamos The Urban Dictionary, aparece el término en inglés black card: «a highly regarded, exclusive American Express Card issued by “invitation only” to current AmEx holders with high incomes that entitles its holders to VIP access and special treatment at department stores and such». Esta definición hace referencia a otro tipo de tarjeta negra sin límite de compra, que nació en 1999 con el objetivo de premiar y fidelizar a los mejores clientes de la entidad financiera American Express, pero que no mantiene ninguna relación con el significado del término tarjeta black. Finalmente, al consultar el CREA encontramos un tercer tipo de tarjeta negra, que hace referencia a las tarjetas electorales utilizadas en Venezuela para las elecciones de 1963, en las que cada candidato estaba representado por el color del partido al que pertenecía.

El neologismo tarjeta black no aparece documentado ni siquiera en el CORPES XXI, que es el corpus más reciente de la Real Academia Española. El Observatori de Neologia recoge el primer contexto de aparición de este neologismo en el año 2015. Podemos encontrar numerosos ejemplos de tarjeta black, mientras que solo se documentan unos pocos de tarjeta opaca y tarjeta fantasma, todos ellos en prensa española, lo que demuestra que es un término que ha tenido mucha importancia en España, que fue donde surgió y donde se sigue utilizando actualmente, pero que no ha llegado a tener repercusión mundial con el significado originado en el caso Blesa.

De usar por escrito este término, la Fundéu recomienda que se escriba entre comillas españolas y con el término inglés en cursiva: «tarjeta black». Aunque este neologismo tiene pocas posibilidades de entrar a formar parte de un diccionario, ya que no es frecuente incluir términos compuestos, y menos si estos incluyen unidades que provienen de distintas lenguas. Por eso, la Fundéu sugiere la utilización de tarjeta negra por analogía con viernes negro.

María Martín Blanco
Grupo NEOUMA
Universidad de Málaga (España)

tarjeta black f.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *