Centro Virtual Cervantes
Lengua

Una de las acepciones que hay en el DRAE para el sustantivo zona es ‘parte de terreno o de superficie encuadrada entre ciertos límites’, mientras que el cero, como adjetivo, expresa ‘ausencia de elementos’. Estas dos unidades juntas forman una unidad léxica sintagmática que adquiere un nuevo significado de ‘área vacía’ e incluso de ‘área de inicio’. Sin embargo, esta unidad no está documentada en el DRAE.

estanque (reflecting pool) del monumento conmemorativo erigido tras los atentados de 2001 en la zona cero de Nueva York
Flickr (Eric Salard)

Esta unidad sintagmática está formada por un nombre y un adjetivo [[N] [A]]N. Cuando se forma el plural de este tipo de unidades, generalmente hay concordancia de número entre sus componentes, el nombre y el adjetivo (barreras arquitectónicas, motos acuáticas, correos electrónicos), sin embargo, zona cero no tiene concordancia de número en su forma plural zonas cero, en este aspecto tiene el comportamiento de una unidad [[N] [N]]N (direcciones web, piezas clave, coches bomba). En el Observatori de Neologia las unidades nuevas con estructura nombre + nombre son consideradas neologismos formados por composición.

El neologismo zona cero es una traducción del sustantivo en inglés ground zero. El uso de esta unidad anglosajona comenzó a finales de la década de los cuarenta del siglo xx, después de los bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki en Japón. En el Oxford English Dictionary y en el Merriam Webster’s Dictionary está recogido este sustantivo como ‘parte de tierra o suelo inmediatamente debajo de una explosión de bomba, especialmente aplicado a la atómica’. Según la Wikipedia, ground zero también se utiliza para referirse al punto que ha recibido mayor daño o destrucción en un terremoto, una epidemia y otros desastres.

Por otro lado, la unidad zona cero se empezó a utilizar de manera muy extendida en español después de los ataques terroristas a las torres gemelas en Nueva York, en el año 2001. Tras estos ataques, esta unidad comenzó a usarse para hacer referencia al solar donde se encontraban las torres. Este es el referente al que remite la única definición para zona cero que está documentada en una obra neológica en español, específicamente en NEOMM. A pesar de que este no es el único uso que se le da a al sintagma, sí es el más frecuente en la base de datos del Observatori de Neologia, al igual que en el CREA y en el CORPES XXI de la RAE. En los tres ejemplos de contextos de uso siguientes se puede observar el uso mencionado:

  • No existe la ciudad ideal, afirma desde su estudio (FOA) londinense el joven arquitecto español Alejandro Zaera, finalista en el concurso para la reconstrucción de la zona cero de Nueva York. [El País (España), 25/05/2003]
  • Andrew Veal, de Georgia, escogió la llamada zona cero, donde antes se levantaban las Torres Gemelas de esta ciudad, para protestar contra la reelección de Bush mediante la forma extrema del suicidio. [Granma (Cuba), 8/11/2004]
  • Por eso Bush consiguió tantos apoyos cuando habló desde la zona cero de Nueva York dos días después del 11-S. [La Vanguardia (España), 9/09/2005]

Este uso se extendió y evolucionó para no limitarse sólo a un referente específico (área donde estaban las torres), sino que también comenzó a emplearse para hacer referencia al área, zona o lugar en el que ha ocurrido un desastre, ya sea causado por el hombre, directa o indirectamente (de carácter bélico o no), o por causas naturales:

  • El municipio pontevedrés de Cotobade, la zona cero en la ola de incendios forestales del 2006, volvió a arder ayer. Un fuego con dos focos que se inició pasadas las dos de la tarde en el monte Castelo, en la parroquia de Viascón. [La voz de Galicia (España), 7/01/2011]
  • Ante el descalabro ocurrido por el terremoto y tsunami que azotó el país y nuestra zona durante febrero de ese año, los trabajadores conmemoraron este día en Talcahuano, descrita como la zona cero de la tragedia. [El Sur (Chile), 30/04/2016]

Existe otro uso no tan frecuente en español para esta unidad, en el cual se dio un proceso de cambio semántico metafórico del significado original de ‘área vacía’ al de ‘vacío moral’:

  • Crea un mundo de ambigüedad moral, una especie de zona cero de la ética en la que estamos y, de alguna forma, refleja el ánimo desesperanzado de Estados Unidos. 9A, zona de mayor impacto en tragedias, accidentes y ataques de casi cualquier tipo. [El Comercio (Perú), 5/02/2012]

En los diccionarios de otras lenguas románicas esta unidad tampoco tiene mucha presencia: no aparece en el Dizionari Garzanti ni en el Dizionario Hoepli della lingua italiana. No aparece en el Diccionari de la llengua catalana (DIEC2); tampoco aparece en Le Grand Robert ni en Le Petit Robert; el Dictionnaire Larousse de français lo documenta como point zéro y lo hace con el mismo uso que se le dio inicialmente al sustantivo ground zero en inglés.

A pesar de que esta unidad no está recogida en español, es muy probable que su uso continúe. En el mundo, a medida que pasa el tiempo, las zonas cero están aumentando, ya sea por un ataque bélico, que en algunas regiones puede ocurrir a diario; o por un accidente fortuito, debido a la constante probabilidad de que alguien cometa un error o que algo falle; o por causa de los desastres naturales que, con el cambio climático y el daño al ecosistema causados por la humanidad, son cada vez más frecuentes y tienen un impacto cada vez mayor.

Jorge M. Porras
Universidad de Antioquia (Colombia)
Universitat Pompeu Fabra (España)

zona cero f.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *