Centro Virtual Cervantes
Lengua

El sustantivo masculino muesli es un préstamo del alemán suizo, tal como recoge el diccionario Clave, que lo define como ‘alimento compuesto por cereales, frutas deshidratadas y frutos secos que se mezcla con la leche y que suele tomarse en el desayuno’, característica que aparece en los contextos del Observatori:

Cuenco lleno de muesli.
Pixabay
  • Suculentos desayunos a base de muesli, una variada selección de tés, pasteles de verduras y prensa internacional. [Mono cläb (España), 1/03/2005]
  • Café M: está dentro del hotel de diseño Metropole. Ideal para comenzar el día con un plato de muesli, almendras, coco y plátano tostado. [El Mercurio (Chile), 17/08/2008]
  • Un festín de 5 euros que cambia semanalmente y que, por ejemplo, puede incluir: panecillo recién horneado relleno de queso emmental, calabacín, huevo y jamón serrano, minicruasanes, yogur con muesli y fresas, zumo, café o té. [El País (España), 3/05/2014]

El muesli es un invento del médico y nutricionista suizo Maximilian Bircher-Benner (1867-1939), quien a principios del siglo xx descubrió los efectos de una dieta basada en vegetales crudos y productos integrales. En su clínica (inaugurada en 1904) recetaba a sus pacientes esta mezcla de copos de avena, manzana rallada y fruta fresca, que, según él, se parecía a la comida de los pastores en los Alpes suizos. Por ello, la receta original se conoce también como Bircher-Müesli.

La palabra, que actualmente está totalmente asimilada al alemán estándar, representa un préstamo de los dialectos alemánicos, es decir, pertenece al «[c]onjunto de variedades del alto alemán que se hablan en Suiza, Alsacia y sudoeste de Alemania» (DRAE). Y hay que insistir en el origen suizo porque entre los dialectos alemánicos y la lengua estándar existe una diferencia considerable. La palabra Müesli es un diminutivo de Mues (alemán Mus) que se puede traducir por ‘puré’ aunque no suele referirse solo al puré de patatas sino también a purés de fruta cocida como el puré de manzana (Apfelmus).

El Duden, principal diccionario de referencia del alemán estándar recoge tanto la forma Müesli, indicando que es la forma suiza, como Müsli que representa la grafía adaptada a la lengua estándar. El género de la palabra es neutro das Müsli y se pronuncia en estándar [ˈmyːsli]. Sin embargo, en Suiza no se ha adoptado la grafía estándar Müsli porque esta designa, en los dialectos suizos, a un ratoncito (diminutivo del alemán suizo Muus, ‘ratón’, en alemán, Maus). Para no confundir las dos palabras en la escritura, se ha mantenido, por tanto, para el alemán suizo la grafía Müesli, pronunciada con diptongo [ˈmyəsli]. En este sentido, la pronunciación en español [ˈmuəsli] se parece mucho a la pronunciación en la lengua de origen, puesto que mantiene el diptongo, si bien no la Umlaut ü, que tampoco aparece en la grafía.

Teniendo en cuenta esta diferencia entre Müesli, ‘muesli’ y Müsli, ‘ratoncito’, se entiende por qué la forma estándar causa risa entre los suizos que distinguen entre el diptongo y la u alargada en la pronunciación.

Es más: en Alemania, esta dieta se ha hecho tan popular que a su vez la palabra ha llegado a designar a una persona que da preferencia a la alimentación integral y convierte este tipo de alimentación en ideología. Por tanto, alguien puede ser ‘un muesli’ (der Müsli, masculino, o die Müsli, femenino), que, según el Duden, es sinónimo de Alternativer (‘practicante de una forma de vida alternativa’, PONS) o Grüner (‘miembro del Partido Ecologista’), es decir, uno de los Verdes.

El concepto de vida saludable cuyo producto más conocido es el muesli poco a poco se ha ido implantando, si bien, al principio, causaba extrañeza tanto entre los propios médicos como entre el público general. Paralelamente a la creciente popularidad del producto, se ha divulgado la denominación en numerosas lenguas. Así pues, el Oxford Dictionary registra muesli (con una pronunciación algo diferente que en español [ˈm(j)uːzli]), mientras que el Larousse indica, para el francés, dos formas, muesli o musli.

Podríamos añadir más lenguas, entre ellas, el ruso (мюсли) y el chino (木斯里), si bien en esta última lengua se usa más 什锦麦片 (‘copos de cebada mezcladas’). Muesli es probablemente la única palabra del alemán suizo que se ha convertido en internacional.

Resumiendo, este préstamo del alemán suizo hoy es conocido ampliamente entre los que apuestan por una vida ecológica y sana, pero también en la sociedad en general. En su forma adaptada, muesli tiene muchas papeletas para ser admitido en todos los diccionarios del español.

Jenny Brumme
Grupo InfoLex
Universitat Pompeu Fabra (España)

muesli m.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *