Centro Virtual Cervantes
Lengua

Si el termómetro es un instrumento que sirve para medir la temperatura, el alcoholímetro, el contenido o la cantidad de alcohol, y el cronómetro, el tiempo, entenderemos que el pactómetro es un instrumento que sirve, a grandes rasgos, para medir pactos, como se desprende de los contextos que presentamos a continuación:

  • De nuevo, como ocurriera tras las Elecciones del 20D, es necesario un pacto, y calcular las posibilidades para que se forme Gobierno es tan sencillo como usar un ‘pactómetro’, una calculadora de pactos que podemos utilizar desde el ordenador, el teléfono inteligente o la tableta. [El País (España), 27/06/2016]
  • Haz tu pacto de gobierno con nuestro pactómetro. [La Opinión de Zamora (España), 01/05/2019]
Fotografía de un montón de piezas de un puzle.
Pixabay

En concreto, el pactómetro hace referencia a un instrumento ideado para procesar las posibles alianzas entre partidos políticos, necesarias para llegar a una mayoría que permita formar gobierno después de unas elecciones. Esta herramienta ha sido utilizada por los medios de comunicación, como los canales de televisión, para presentar los resultados electorales e hipotetizar sobre los posibles pactos políticos de una forma más clara y visual. Además, también está disponible para el público general, ya que se han desarrollado aplicaciones para el móvil y algunos periódicos disponen de un pactómetro en línea. Así pues, a través de una pantalla se pueden ir seleccionando los partidos que, automáticamente, se añadirán, cada uno de un color, a una barra o semicírculo de acuerdo con la proporción de escaños que representa cada uno según los resultados electorales. De este modo, permite observar si se obtienen los escaños necesarios para llegar a los 176, de un total de 350, que en España marcan la mayoría absoluta para investir al presidente del Gobierno:

  • La más austera en infografías fue Telecinco y la más completa, La Sexta, con esa lucha grecorromana con el pactómetro. [Europa Sur (España), 21/12/2015]
  • García Ferreras y la ensalada de su consulta con el ‘pactómetro’ el domingo. [Diario de Jerez (España), 01/01/2016]
  • El pactómetro es una solemne tontería, pero queda monísima, molona, y te hace una mayoría. [La Opinión de Málaga (España), 11/04/2016]

El neologismo pactómetro está formado por composición culta, ya que contiene el elemento compositivo –metro, que presenta el sentido de ‘medida’, como en centímetro o kilómetro, y, como en este caso, el de ‘aparato para medir’, como en termómetro o pluviómetro (DLE). Generalmente, –metro se adjunta a otras formas cultas, como en barómetro (baro-) o cronómetro (crono-), aunque también lo hace con otras bases de la lengua, como en alcoholímetro (de alcohol) o cremómetro (de crema). También encontramos algunas unidades cuyas bases ya terminan en –o, como cursómetro (de curso) y un sinónimo coloquial de alcoholímetro: borrachómetro (de borracho) (DLE). Este caso es también el correspondiente a la forma pactómetro, en que a la base pacto, ya terminada en –o, se adjunta –metro.

Como la información se ofrece de forma gráfica, también encontramos la denominación pactógrafo. En este caso, el elemento compositivo –grafo significa ‘que escribe’ o ‘que describe’, como en bolígrafo (de bola) o en telégrafo (tele-) (DLE). Se trata, pues, de la descripción o representación gráfica.

  • Pactógrafo de las elecciones generales: crea tus pactos de Gobierno. [La Vanguardia (España), 28/04/2019]

Respecto de la productividad de -metro, observamos otros neologismos que contienen este elemento compositivo con el sentido de instrumento para medir. Algunos presentan un carácter técnico, como aetalómetro o esfigmomanómetro (sinónimo de tensiómetro), que sirven para medir el carbono negro en el aire y la presión arterial, respectivamente. Por otro lado, encontramos denominaciones novedosas que hacen referencia a aplicaciones, pero que no son utilizadas en contextos altamente especializados. Por ejemplo, manifestómetro y opinómetro, formados con la base manifestación y opinión. Finalmente, abundan las creaciones con carácter coloquial, como aplausómetro (aplauso), corruptómetro (corrupción), noviómetro (novio) o traicionómetro (traición), en las cuales no se hace referencia a un instrumento en sí, pero desprenden el sentido de ‘medición’ o ‘baremo’. En cuanto a pactómetro, se asemeja al segundo grupo, ya que se trata de una denominación que hace referencia a una aplicación concreta, pero que no tiene un carácter altamente especializado. En relación con el uso, observamos que se limita al español peninsular, puesto que no se utiliza en otros países de habla hispana. Además, tampoco encontramos esta denominación en otras lenguas, en las cuales emplean las perífrasis simulador o calculadora electoral para designar las aplicaciones que presentan estas características.

En conclusión, la recursividad del elemento -metro en la creación de palabras que dan nombre a aparatos o instrumentos, pero también de otras denominaciones que de una forma u otra calculan y evalúan elementos de distinta naturaleza, nos permite valorar la conveniencia de incluir este uso como una nueva acepción de esta pieza léxica.

Elisabet Llopart-Saumell
Universitat d’Alacant-Universitat Pompeu Fabra (España)

pactómetro m.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *